scorecardresearch

Cae la banda que controlaba la prostitución callejera

D.V.
-

Hay cuatro súbditos rumanos detenidos, a los que se acusa de obligar a ejercer la prostitución en la carretera de Renedo a mujeres a las que captaban a través del conocido método del 'lover boy' y a las que exigían un porcentaje de las ganancias

Cae la banda que dirigía la prostitución en carretera Renedo - Foto: Policía

La Policía Nacional ha desarticulado una banda, acusada de dirigir la prostitución callejera en la zona del parque de El Tomillo y carretera de Renedo, un foco que había desaparecido durante la pandemia y que se había reactivado hace unas semanas. Hay cuatro detenidos, todos hombres de nacionalidad rumana de entre 21 y 34 años, a los que se les acusa de delitos de coacciones, relativos a la prostitución y pertenencia a grupo criminal..

La investigación ha demostrado que fue a principios de año, cuando esta banda, afincada en el barrio de Las Delicias, empezó a hacerse con el control de la prostitución callejera en este foco del este de la ciudad. "Para ello empezaron a exigir a las mujeres que allí se prostituían el pago de un porcentaje de lo que ganaban por los servicios sexuales, o de otra manera no les permitirían ejercer en la vía pública. Algunas de las víctimas no accedieron a ser explotadas y controladas por terceros por lo que el grupo trató de someterlas a su voluntad", según detallan fuentes de la Comisaría Provincial de Valladolid en un comunicado de prensa.

Los miembros del grupo criminal no dudaron en recurrir a la violencia, las amenazas tanto directas como a través de familiares, y agresiones consistentes en el lanzamiento de piedras a las denunciantes, o las pasadas a gran velocidad con sus vehículos a escasa distancia de ellas, con el consiguiente peligro para la integridad física y el temor que esto generaba a las mujeres.

'LOVER BOY'

El grupo ya disponía de varias víctimas que ejercían la prostitución bajo su control, que fueron captadas a través de internet mediante falsas promesas vinculadas a relaciones sentimentales con los cabecillas, el conocido método del 'lover boy', y una vez en Valladolid eran explotadas sexualmente en la citada localización y obligadas a presionar al resto de personas que ejercían allí la prostitución para que pagaran al grupo criminal y aceptaran las condiciones que estos imponían. 

Estas mujeres captadas a través de internet se encontraban en una situación de extrema vulnerabilidad; eran extranjeras, recién llegadas a Valladolid, y fueron obligadas a ejercer la prostitución callejera, especialmente gravosa durante el invierno, debiendo abonar al grupo criminal la totalidad del dinero obtenido ejerciendo la prostitución en la vía pública, que no es propiedad de nadie, situación esta difícilmente aceptable por alguien que no se encuentre en situación de necesidad o pobreza. 

Uno de los detenidos fue puesto en libertad tras prestar declaración, los otros tres arrestados pasaron a disposición del Juzgado de Instrucción número Uno de Valladolid que decretó su libertad con cargos. Las detenciones fueron practicadas por agentes de la UCRIF, Unidad Contra las Redes de Inmigración Ilegal y Falsedades Documentales de la Brigada Provincial Extranjería y Fronteras de la Comisaría Provincial de Valladolid.