60,6 millones de presupuesto

M.B
-

El Real Valladolid espera acabar la presente temporada 2019-2020 con un superávit de casi 14,3 millones, cifra similar al pasado curso

60,6 millones de presupuesto - Foto: David Fernández

Un poco por encima del de Osasuna, uno de los recién ascendidos, que ha aprobado uno cercano a los 57 millones, el Real Valladolid ya ha hecho oficial el presupuesto para la temporada 2019-2020, que será de 60,6 millones de euros en el apartado de ingresos. Una cifra muy similar a la de su primer año en la máxima categoría, en la que se presupuestó un montante de 53,1 millones de ingresos -este último será ratificado el próximo 11 de diciembre en la Junta General de accionistas, cuando se tenga que aprobar las cuentas sociales, informe de Gestión, informe de auditoría y propuesta de aplicación del ejercicio social comprendido entre el 1 de julio de 2018 al 30 de junio de 2019-.  
Con la dificultad de comparar el presupuesto con el resto de clubes -Osasuna es uno de los pocos que ya lo he hecho oficial-, el Real Valladolid está a años luz de los que manejan los ‘grandes’ de la Liga, como el Barcelona, con una previsión de ingresos de 1.047 millones; el Real Madri, con 822; o el Atlético, que prevé uno de 515. 
Ante esa dificultad, los datos hechos oficiales por parte del club dentro de la Ley de Transparencia hablan de una previsión de superávit de 19,06 millones de euros -que será de 14,29 después de impuestos-, unos números también similares a los que se presupuestaron la pasada campaña, con 18,7 y 14,05 antes y después de impuestos.
A destacar esta temporada los 47 millones de ingresos por las retransmisiones televisivas, cinco más que en el curso 2018-19; así como el aumento del dinero que el club prevé recibir por medio de publicidad, llegando a los 3,5 millones (en parte gracias a las firmas de los últimos patrocinadores, como Patatas Meléndez, BMW Mini Fuenteolid o la casa de apuestas bet365, que figura entre los esponsor desde el inicio de la presente campaña).
Llama la atención dentro de las cifras oficiales del club el montante destinado a la plantilla deportiva, que alcanza los 20,7 millones, divididos entre los 19,4 de los inscribibles en la Liga de Fútbol Profesional y los 1,3 de los no inscribibles; además de los más de 4,1 millones destinados a gastos de personal no deportivo.
A estos gastos habría que unir los casi cuatro millones destinados a amortizaciones, una cantidad que prácticamente va de forma íntegra a hacer frente a la deuda que tenía el club con la Agencia Tributaria.
Así, a expensas de lo que se apruebe a mediados de diciembre en esa Junta General de accionistas y se aprueben las cifras del pasado curso, el Real Valladolid volverá a ser uno de los clubes con un presupuesto más bajo en la máxima categoría -por poner otro ejemplo, el Eibar cuenta con unos ingresos para el presente curso que superan los 73 millones-.