scorecardresearch

Pujol y Mato, en el Tour de Francia de BTT

M.B
-

Los dos vallisoletanos acaban de regresar de participar en la Cape Epic 2022 en Sudáfrica, considerada la prueba más importante del mundo de mountain bike

Pujol y Mato, durante la Cape Epic 2022. - Foto: Cape Epic

Óscar Pujol ganó dos años consecutivos el Tour de Japón, además de alzar los brazos en Singkarak (Indonesia) o Kumano en sus años como ciclista profesional. César Mato proviene del triatlón, ganando pruebas en Grijota, Alba de Tormes, Toro... Juntos llevan unos años en el mundo de la mountain bike, en el que en 2019 fueron segundos en la prueba ultrafondo Across Andes en Chile y en el que hace unos meses se alzaron con el triunfo en la ultra ciclismo 'Kilómetro Cero', con salida en la Puerta del Sol de Madrid y final en el Camino de Santiago en Finisterre.

Hace unos días han regresado de la Cape Epic, considerada el Tour de Francia de BTT o la prueba más importante del mundo de mountain bike. Han acabado en el puesto 53º de más de 200 binomios de todo el planeta. Lo han hecho tras completar ocho duras y exigentes jornadas por caminos y senderos en Sudáfrica en 38 horas, 36 minutos y 41 segundos, lejos de los ganadores, los alemanes Georg Egger y Lukas Baum, pero satisfechos de haber podido concluir la prueba. «Los últimos cuatro días cogimos una gastroenteritis, que a mí me afectó mucho», señala un Pujol que desde que colgó la bicicleta de manera profesional, en 2018, se ha dedicado a este tipo de pruebas. En una semana estará compitiendo en Ibiza; y en poco más de un mes en la Titan Desert, donde espera estar acompañado de su hermana, Anna, y de su padre, Juan.

La Cape Epic es una prueba abierta. A diferencia del Tour de Francia, donde van los 180 mejores de varias escuadras, aquí uno se puede apuntar de forma libre (aunque la inscripción ronda los 3.000 euros). En el caso de los vallisoletanos Pujol y Mato, contaban con puntos UCI para estar, pero no se decidieron hasta dos semanas antes: «Recibimos una invitación. Y fuimos. Es una prueba que es un objeto de deseo para cualquier mountainbiker. Hay que hacerlo una vez en la vida».

Pujol y Mato, durante la Cape Epic 2022.Pujol y Mato, durante la Cape Epic 2022. - Foto: Cape EpicAllí se encontraron con los mejores especialistas del mundo, con mecánicos, masajistas, cocineros propios. También con otro vallisoletano, Jorge Padrones.

«Fuimos a disputarla pero no la pudimos preparar bien del todo. Los cuatro primeros días estuvimos regulando, acabando una etapa los 35º de elite, que está muy bien contando que están los mejores del mundo con los mejores medios del mundo», expone Pujol, añadiendo que han tenido que buscarse la vida para las comidas, dormir en tienda de campaña en el suelo, haciéndose la mecánica... «Ha sido una prueba dura, pero una experiencia brutal», añade Mato.

La Cape Epic de este año ha sido especialmente complicada, con jornadas de más de 40 grados (llegando a los 48º); con un participante perdiendo la vida por un golpe de calor; para luego encontrarse viento y frío; con etapas de más de 100 kilómetros de media. «Pasamos de disfrutar a pasar una penuria, pero decidimos que había que acabarla como fuera», afirma Mato, que habla de circuitos bien preparados y de estar físicamente en forma para poder llegar a meta.

Ambos ya están preparando el regreso a Chile a finales de noviembre. Y Pujol no descarta ir a Ecuador en septiembre y a Kenia en un par de meses: «Ahora nos tomamos el ciclismo como algo para conocer un poco más de mundo».