scorecardresearch

Los ríos están bajo mínimos

R.G.R
-

El caudal se mantiene con el mínimo ecológico en la provincia. En algunas zonas del Esgueva en la capital se ve el barro

200722JT_0048.JPG - Foto: Jonathan Tajes

La ausencia de precipitaciones y el bajo nivel de los embalses que riegan la provincia están ocasionando que los ríos estén a niveles mínimos, solo con caudales suficientes para mantener la flora y la fauna. La Confederación Hidrográfica del Duero (CHD) mantiene medidas excepcionales ocasionadas por la sequía y la precaución en el desembalse de los pantanos se deja ver en los caudales de los ríos. Sin ir más lejos, los datos de la Confederación ponen de manifiesto que el Esgueva tan solo porta 0,09 metros cúbicos por segundo, un nivel realmente bajo, que deja ver barro en algunas partes del cauce y se puede cruzar mojándose únicamente los pies.

En el caso del Pisuerga a su paso por la ciudad, tan solo porta 10,76 metros cúbicos, con un nivel de 0,33 metros, lo que también representa una situación muy por debajo de los datos de otros años. En Medina de Rioseco, la situación del río Sequillo también es preocupante. Tradicionalmente, el caudal de este río es bastante escaso, pero en esta ocasión solo lleva 0,26 metros cúbicos por segundo, con un nivel de 16 centímetros. 

El Duero también tienen unos niveles realmente bajo cuando llega a la localidad zamorana de Toro. 5,68 metros cúbicos con 0,74 metros de nivel.  

No están en una situación mucho mejor los ríos Adaja y Eresma. El primero tiene 1,31 metros cúbicos con un nivel de medio metro, mientras que el segundo porta medio metro cúbico en la provincia de Segovia. 

El Cega, que durante los últimos años ha tenido serios problemas y ha llegado a secarse en algunos de sus tramos en la provincia, también está en una situación delicada. Y más si cabe teniendo en cuenta que no se encuentra regulado. El alcalde de Mojados, Adolfo López, aclara que por su término municipal pasa con «poca agua», aunque se mantiene con agua. La misma opinión mantiene la alcaldesa de Cogeces de Íscar, María Aránzazu, quien indica que «se está usando menos agua» en esta campaña en la zona del Carracillo, en la provincia de Segovia, y por eso el río «tiene algo más de agua» que en otras campañas. Habrá que esperar las próximas semanas para conocer la evolución de este río si persiste la sequía.