scorecardresearch

La rebaja en el combustible se aplicará desde el viernes

Europa Press
-

Las reducciones de 15 céntimos del Gobierno y la mínima de 5 céntimos ofrecida por las petroleras serán efectivas de forma conjunta y se prolongarán hasta el 30 de junio. La medida tendrá un coste para el Estado de 1.420 millones de euros

La ministra de Hacienda y Función Pública, María Jesús Montero, ha asegurado este martes que la rebaja mínima de 20 céntimos de euro por litro de combustible se aplicará desde este viernes al repostar y será adicional a la que ya han puesto en marcha las petroleras.

"Las operadoras ya están haciendo ofertas que permiten para la ciudadanía general unos cinco céntimos adicionales (de rebaja), es decir 25 céntimos, y para los transportistas otros diez céntimos añadidos", ha señalado Montero, que ha pedido, por tanto, a la ciudadanía que esté "atenta" a las ofertas que están realizando las petroleras.

Montero ha destacado que el Gobierno ha querido que esta bonificación al combustible sea "claramente eficaz", de forma que cuando cualquier ciudadano llegue a la gasolinera a repostar ya se le aplicará a partir del viernes esa rebaja de 20 céntimos el litro.

La rebaja en el combustible se aplicará desde el viernesLa rebaja en el combustible se aplicará desde el viernes - Foto: RODRIGO GARRIDO

"Eso obliga a que tengamos que hacerlo de una manera genérica porque el gasolinero no le puede pedir a nadie la declaración de la renta ni tampoco decidir si alguien tiene un umbral suficiente para recibir esa ayuda", ha subrayado Montero, rechazando así de nuevo la posibilidad de que esta bonificación vaya a aplicarse en función de los tramos de renta.

La ministra confía en que esta rebaja en el precio del combustible, que se aplicará hasta el 30 de junio, contribuya al bienestar de las familias y a que las empresas puedan "sortear" las dificultades derivadas de los costes de los carburantes.

Montero ha destacado además que, aunque la rebaja pactada con los transportistas también era de 20 céntimos, las ofertas que han hecho las operadoras para este sector son mucho más importantes que las que tiene la población general.

También ha recordado que el Gobierno no sólo ha acordado con el Comité Nacional de Transporte por Carretera (CNTC) una minoración del precio del combustible, sino un conjunto de medidas que incluyen ayudas por valor de 450 millones de euros y la devolución mensual del Impuesto sobre Hidrocarburos, entre otras. "Son medidas que han sido bastante aplaudidas por el sector, que en este momento necesita más apoyo que nunca", ha apuntado.

 

"Holgura" en las cuentas públicas por un mejor déficit del previsto

Montero ha explicado además que el dinero que costará el Plan de Respuesta a la Guerra que aprobará hoy el Consejo de Ministros, en total 16.000 millones, se va a financiar, por una parte, con el "colchón" y la "cierta holgura" que proporciona el hecho de que el déficit de 2021 haya sido mejor de lo previsto por el Gobierno y por los organismos internacionales. Los datos concretos se conocerán este jueves.

Por otro, el coste del Plan se cubrirá con una "repriorización de todas las políticas" para atender lo más urgente, es decir, la subida de los precios energéticos, según ha indicado la ministra, que ha recordado que el decreto-ley de respuesta a la guerra incluirá la prórroga hasta el 30 de junio de la suspensión de los impuestos eléctricos.

Preguntada por si el Gobierno podría plantearse una extensión del plan de respuesta a la guerra en el caso de que, finalizada su vigencia, prosiguiera la escalada de los precios energéticos, la ministra ha expresado su confianza en que todas las medidas, sobre todo las regulatorias, permitan una bajada efectiva del precio de la energía.

"No sólo estamos trabajando en lo urgente, sino que también estamos haciendo un nuevo marco regulatorio poniendo un precio de referencia para el gas, que es el que ha contaminado el alza todo el 'pool' eléctrico, y un nuevo modelo de retribución para el conjunto de la energía, que se tiene que traducir en un menor precio para el consumidor final. Hay que confiar en que estas medidas adopten todo el sentido y que la unidad que estamos teniendo desde Europa nos permita la bajada real del gas y del pool eléctrico", ha indicado.

En cuanto a la rebaja de impuestos que se pide desde el PP, la ministra ha hecho hincapié en que el plan rebaja los impuestos a la electricidad al prorrogar hasta el 30 de junio la suspensión de los impuestos eléctricos. "Yo creo que el señor Feijóo no debe haberse enterado bien", ha afirmado la ministra.

Montero "espera y desea" que todas las formaciones políticas apoyen este plan nacional de respuesta a la guerra porque es "imprescindible" para los ciudadanos y las empresas. "Si el PP, después de una pandemia, no lo apoya, ¿a qué espera para ser patriota y para demostrar a los ciudadanos que le preocupa la gente, el país y que no está sólo a los intereses electoralistas?", ha replicado la ministra.

 

Un gasto de 1.420 millones para el Estado

Los técnicos del Ministerio de Hacienda (Gestha) calculan que la rebaja de carburante entre abril y junio para todos los ciudadanos tendrá un coste para el Estado de 1.420 millones de euros y de 473,63 millones para las petroleras.

Así se desprende de los últimos cálculos realizados por los técnicos de Hacienda, de acuerdo con las estadísticas de consumos de la Corporación de Reservas Estratégicas de Productos Petrolíferos (CORE).

Esta medida que aprueba este martes el Consejo de Ministros supondrá un coste de 1.420,88 millones para el Estado -que asume el descuento de 15 céntimos- y de 473,63 millones para las petroleras -que aplicará el descuento mínimo de 5 céntimos-, lo que en total supone una cifra de 1.894 millones de euros.

El mayor impacto se registrará en la comunidad de Andalucía, con 307 millones de euros (230 millones para el Estado y 76 millones para las petroleras).

Le sigue Cataluña, con un coste total de 292 millones (219 millones para el Estado y 73 millones para las petroleras), Comunidad Valenciana, con un impacto total de 180 millones (135 millones para el Estado y 45 millones para las petroleras) y la Comunidad de Madrid, con un impacto total de 173 millones (129 millones para el Estado y 43 millones para las petroleras).