scorecardresearch

Valladolid, al frente del VAR del atletismo

M.B
-

Iker Martínez dirige el nuevo sistema de videoarbitraje que ha implantado la Federación Española en sus principales campeonatos

Iker Martínez, en la sala de videoarbitraje en el Campeonato de España absoluto del pasado fin de semana. - Foto: Ramsés

En marzo de 2018, el palentino Óscar Husillos se quedó sin su oro en los 400 lisos del Mundial de Birmingham por pisar la línea durante la primera curva de su final. Fue descalificado por ello. En esa cita no fue el único. Hubo muchos más. Y todos, o la mayoría, llegaron gracias al sistema de videoarbitraje que se viene aplicando en citas internacionales desde hace años y que desde la semana pasada, en el Campeonato de España de pista cubierta de Orense, ya es un juez más en nuestro país. Es el VAR del atletismo, algo parecido al archiconocido del fútbol, pero con mucho más poder. Y al frente del mismo se encuentra un vallisoletano, Iker Martínez. 

«Conocía el sistema del Europeo de pista cubierta de Belgrado en 2017, teníamos experiencia con él, y este año, tras un par de pruebas, ya se ha implantado en España», señala Martínez, encargado de los Medios Científicos del Comité Nacional de Jueces de la Federación Española, con un equipo de siete personas y otro vallisoletano en él, Juan Ignacio Escudero.

Iker Martínez fue atleta, de fondo y lanzamientos; y desde 1998 es juez autonómico. Desde 2013 es internacional, estando en Mundiales y Europeos tanto de pista cubierta como al aire libre. Desde su puesto en el Comité Nacional apostó por el VAR, que se estrenó en Orense y tuvo el miércoles su continuación en Madrid: «Estamos dentro de un cuarto, con los equipos, con varios monitores, una tele grande, ordenadores (4, dos para cada uno, ya que hay otra persona con él)».

Su labor no es la de asistente, como ocurre en el fútbol. En su caso se trata de un juez oficial más: «En cada carrera se revisa la salida, que no sea nula. Y se ve cada prueba en cámara lenta, por si hay alguna infracción. Además, damos soporte a otros árbitros, que han podido ver por ejemplo una pisada, lo revisamos si es verdad o no. Lo comprobamos». Sus cámaras controlan las calles de las carreras con curvas, las salidas en la velocidad, las marcas en los saltos...

En Orense tuvieron que actuar tanto por algunas reclamaciones como de oficio: «Hubo muchas. Es habitual cuando hay vídeo. Pero tiene que haber un motivo y tiene que ser un atleta o el entrenador de uno que esté en la prueba el que lo pida».

Iker Martínez, que este año estará en el Europeo sub 18 de Jerusalén, tiene claro que el VAR, o el sistema de videoarbitraje, «ha venido para quedarse»; aunque de momento solo para las pruebas mayores: Campeonatos de España absolutos, o grandes Meetings.