scorecardresearch

Zorrilla marca el camino

M.B
-

El Real Valladolid, que solo ha perdido un partido en su feudo, recibe este domingo (18.15 horas) a un Amorebieta que le goleó en la primera vuelta en el inicio del último tercio del campeonato liguero

Roque Mesa, Toni y Sergio León. - Foto: realvalladolid.es

El Real Valladolid vuelve a jugar este domingo (18.15 horas) en su feudo, el José Zorrilla. Lo hace recibiendo a un Amorebieta que le goleó en la primera vuelta y al que los de Pacheta le tienen ganas; por aquello de la derrota y por ser el único conjunto que le ha hecho cuatro goles en lo que va de curso. 

Los blanquivioleta, cuartos en el inicio de esta 29ª jornada de LaLiga SmartBank, regresan a su casa tras ganar en Cartagena y 'romper' una pequeña minicrisis de resultados, que le llevó a sumar tres empates en cuatro partidos. 

La Liga entra esta jornada en su momento clave, en el último tercio, en el que se juega todo. Y el Pucela lo afronta, en teoría, in crescendo. Sumó 22 puntos en las primeras 14 jornadas; mejoró en las siguientes, hasta llegar a los 30; y quiere superar esos registros para ascender directamente, entre los dos primeros, sin depender de un playoff que muchos consideran lotería y en el que quizá perdiese a alguna de sus referencias, como Shon Weissman.

Pero para el desenlace aún queda mucho (Luis Aragonés decía que las Ligas se juegan en las últimas diez jornadas). Por eso, lo primero es tratar de superar a un Amorebieta que se está mostrando muy combativo en su debut en la Segunda División. 

Pese a ocupar puestos de descenso, los vascos venden cara cada una de sus derrotas. De hecho, solo han encajado nueve en lo que va de competición, menos, por ejemplo, que el Girona, que está en playoff; las mismas que la UD Las Palmas;o dos más que el Almería, situado en puestos de ascenso directo. Su hándicap está en que suma 14 empates en 28 jornadas, es decir, acaban igualando uno de cada dos encuentros. Y que lejos de Lezama, donde juegan como locales, solo han ganado un partido, en Málaga, a principios de diciembre.

Dirigidos por Iñigo Vélez, delantero que llegó a jugar en Primera en el Murcia y el Athletic, su plantilla ya es reconocible en la categoría, con el navarro Roberto Santamaría ahora como portero titular y con nombres de futbolistas de brega y lucha, como Obieta, Guruzeta, Orozco, Larrazabal... De hecho, el jugador con más enjundia, Mikel San José lleva en el dique seco desde noviembre por una lesión en la zona lumbar. Gorka Guruzeta, con 8 dianas, es su mejor artillero, seguido de Obi, con 6.

En el otro lado, Pacheta confía en recuperar a Gonzalo Plata, baja en Cartagena por covid; y a Morci, que tampoco pudo estar en el último partido. 

Con un once igualmente reconocible, pocas dudas hay sobre su composición. Joaquín es baja por acumulación de amarillas, tras ver la quinta en la pasada jornada, con lo que lo normal es que El Yamiq, que cumplió ya su sanción, regrese a la titularidad en la zaga y forme junto a Javi Sánchez, Luis Pérez y Nacho, habituales en los laterales. En el centro del campo, aunque Monchu empieza a tener minutos, parecen fijos Aguado y Roque Mesa; mientras que en las bandas, junto a Toni la duda está en si Plata está al cien por cien o el técnico mantiene a Plano. En ataque, salvo que quiera dar descanso a Weissman, lo normal es que forme con el israelí y Sergio León, tras unas jornadas de descanso de este último. Las caras nuevas, salvo Iván Sánchez, están teniendo minutos, aunque todavía no han conseguido un hueco entre los elegidos.

Los blanquivioleta han hecho del José Zorrilla un verdadero fortín. Y no solo es una frase hecha. Tras perder en su segundo partido de la Liga en casa, allá por el mes de septiembre, ante el Tenerife, solo han permitido sumar, en forma de empates, al Málaga (1-1), Ibiza (1-1) y Girona (2-2), y en las tres ocasiones mereciendo algo más. Así que han sumado 32 puntos al amparo de sus aficionados, uno más que el Almería, tres más que el Eibar o seis más que el Tenerife, siendo el mejor de la categoría. Además, con 23 goles a favor y 8 en contra son de los que más marcan (cuatro conjuntos han hecho 24) y de los que menos reciben (solo el Tenerife lleva un tanto menos).

Hasta el empate contra el Girona de hace dos semanas, el cuadro pucelano había enlazado ocho partidos consecutivos en casa sumando los tres puntos.

Este domingo, el Real Valladolid buscará mantener su idilio como local y arrancar una buena racha que le haga sumar luego ante Las Palmas, Lugo, Almería, Real Sociedad B, Ponferradina y Huesca, los últimos seis conjuntos que deberán visitar el José Zorrilla.