scorecardresearch

Sánchez considera "evidente" que Cuba "no es una democracia"

Europa Press
-

El presidente del Ejecutivo defiende la necesidad de que se aceleren todas las reformas necesarias que permitan la prosperidad del país centroamericano y evita definir a su sistema de gobierno como una dictadura

Sánchez justifica la remodelación para "recargar pilas"

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha aseverado que "es evidente que Cuba no es una democracia", pero ha recalcado que debe ser la sociedad cubana, "sin injerencias", la que encuentre su camino hacia la libertad y la prosperidad. "Y la comunidad internacional deberá ayudar", ha dicho.

Esta afirmación cobra especial relevancia después de que la nueva portavoz del Gobierno y ministra de Política Territorial, Isabel Rodríguez, haya evitado en varias ocasiones asegurar si el régimen cubano es o no una dictadura en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros.

Y también después de la oposición haya censurado la "tibieza" del Gobierno singularmente después de que su socio de Unidas Podemos, a través de la portavoz de En Comú, Aina Vidal, haya asegurado que Cuba "no es una dictadura".

Preguntado por este extremo en una entrevista en Telecinco, Sánchez ha querido dejar claro que "es evidente que Cuba no es una democracia", pero ha puntualizado, a renglón seguido, que la sociedad cuba es la que tiene que encontrar el camino y hacerlo "sin injerencias".

 

Deben poder manifestarse libremente   

El jefe del Ejecutivo ha tachado de "muy duras" las imágenes que llegan de la represión policial contra las protestas y los periodistas. "Detener a una youtuber o a una periodista, en este caso de ABC, un periódico español, me parece improcedente", ha denunciado Sánchez, para añadir que el Ministerio de Asuntos Exteriores ya ha solicitado su "pronta liberación".

El presidente ha defendido la necesidad de pedir que los cubanos "se puedan manifestar libremente" y de que se aceleren todas las reformas necesarias que permitan la prosperidad de este país centroamericano.

Sánchez sostiene que hay "múltiples factores" que están detrás de las manifestaciones en Cuba, entre las que ha citado la caída del turismo por la pandemia que, según ha señalado, está teniendo "efectos devastadores" en la economía y la sociedad del país.

Frente a esto, el presidente ha apostado por ser "extraordinariamente solidarios" y acelerar la donación de vacunas a lo países de Latinoamérica, región donde se acumula el 30% de los fallecidos por coronavirus en el mundo.

 

Cambios en el Gobierno

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha defendido este martes la destitución de su vicepresidenta primera, Carmen Calvo, y otros seis ministros, incluido el de Transportes, José Luis Ábalos, por la necesidad que había de "recargar pilas" y "rejuvenecer", y ha defendido que "no son ceses" sino "cambios necesarios".

"Siempre las crisis de gobierno dan para mucha literatura en los medios de comunicación. Lo entiendo y lo respeto, pero para mí todos y cada uno de los ministros y también la gente que ha estado en mi equipo más estrecho tiene mi enorme gratitud porque han hecho un trabajo extraordinario", ha asegurado, tras ser preguntado en concreto si ha habido algún problema con Ábalos, que ha provocado que se haya ido enfadado.

Previamente, ha defendido que el socialista valenciano ha sido "muy buen ministro y un gran secretario de Organización del PSOE", porque ha dejado el partido "en una posición mucho más fuerte de la que ha tenido", pero ha enfatizado en que la nueva etapa de "recuperación y modernización" requería "cargar pilas, rejuvenecer" y coger "energía".

Además, ha vuelto a evitar citar a su ex jefe de gabinete Iván Redondo --como ya ocurrió en su declaración institucional del sábado--, al ser preguntado por los motivos que han provocado su salida. En este caso, se ha limitado a afirmar que "tanto los ministros como los colabores más estrechos" que han trabajado con él este tiene su "enorme gratitud" porque la tarea que han hecho.

Es más, ha asegurado que le "sabe mal" que se ponga la atención en algunas personas, al ser preguntado por el caso de Redondo, "porque hay otros ministros que no se hace referencia y también han abandonado sus responsabilidades y que no hay que obviar".

Sánchez sí se ha referido en concreto a Calvo y Ábalos --quienes eran dos de sus principales colaboradores--, y ha afirmado que "tanto José Luis, como Carmen" tienen todo su reconocimiento por el trabajo realizado, pero ha insistido que ahora que se ha entrado en una fase distinta, los relevos se tenían que producir, como ocurre "en todos los equipos". "Hay que tomarlo con la mayor de las naturalidades. No son ceses, son cambios necesarios porque la tarea es distinta", ha recalcado.