scorecardresearch

Las empresas de buses reciben más de 100 millones en tres años

SPC
-

La Junta concede subvenciones directas a 128 titulares de 242 concesiones para asegurar la sostenibilidad de los servicios de transporte público regular de uso general por carretera

Varias personas esperan en la estación de autobuses de la capital soriana. - Foto: Eugenio Gutiérrez

Las ayudas públicas para mantener a flote las líneas de transporte de viajeros por carretera vuelven a incrementarse una anualidad más y ya superan los 100 millones de euros en los últimos tres años, 38 de ellos durante este 2022. El Consejo de Gobierno autorizó ayer la concesión de una subvención directa, por importe de 20,6 millones de euros, a unos 128 titulares de 242 concesiones para asegurar la sostenibilidad de estos servicios y compensar la situación de pérdida de ingresos e incremento de costes de explotación, que arrancó con la crisis de la covid-19, el alza de los precios del combustible y la guerra de Ucrania.

Esta ayuda incluye la compensación a los operadores por la disminución de ingresos, derivada de la aplicación del descuento del 30 por ciento a los títulos multiviaje, establecida en el Real Decreto del Gobierno 11/2022, de 25 de julio, cuyo importe todavía no ha sido abonado por el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, como señalaron a Ical fuentes del Ejecutivo regional.

Con la cuantía aprobada, la Junta destina 38 millones de euros para paliar el déficit de explotación en 2022, lo que supone un incremento del 16 por ciento respecto a 2021. En los últimos tres años, las ayudas para compensar estos servicios deficitarios alcanzan casi los 100 millones de euros.

El portavoz del Gobierno regional, Carlos Fernández Carriedo, aseguró que la Junta trabaja en la adopción de medidas para favorecer y garantizar unas condiciones de movilidad seguras y sostenibles, como servicio básico y fundamental para el acceso a otros muchos servicios como la educación, sanidad, cultura, o el ocio, mejorando la calidad del transporte que reciben las personas que residen en Castilla y León, especialmente en el medio rural.

Todo ello da lugar al establecimiento de un modelo de prestación de los servicios que da respuesta a estas singularidades, en un modelo de transporte que presenta un bajo nivel de cobertura económica, puesto que un 63 por ciento de sus rutas tienen menos de 5.000 viajeros/año. A la ayuda de ayer se suman los 12,9 millones que la Junta adelantó en diciembre de 2021 y los 4,5 que se autorizaron en septiembre.