scorecardresearch

La afiliación en el turismo crece un 1,5% en agosto

SPC
-

Los afiliados a la Seguridad Social en hostelería y agencias de viajes suben en 1.030 con respecto al mismo periodo de 2020 y la cifra total se sitúa en 70.390

La afiliación en el turismo crece un 1,5% en agosto

La afiliación a la Seguridad Social en el sector del turismo en Castilla y León creció un 1,5 por ciento en agosto, en términos interanuales, hasta situar la cifra total de trabajadores afiliados en 70.390, un total de 1.030 más que los registrados en el mismo periodo de 2020.

Según los datos de afiliación a la Seguridad Social en el turismo notificados hoy a Ical por Turespaña, Castilla y León es la novena comunidad en crecimiento, al aumentar principalmente el número de asalariados en un 3,1 por ciento hasta situarse en 49.471, mientras que los autónomos del sector afiliados a la Seguridad Social bajaron un 2,2 por ciento hasta quedarse en 20.919.

Esto supone que Castilla y León aporta un 4,2 por ciento del número de afiliados a la Seguridad Social en el sector del turismo en el conjunto del país, disminuyendo hasta el 3,8 por ciento en lo que a asalariados se refiere pero manteniendo un 6,1 por ciento de aportación en lo referente a autónomos.

En el conjunto de España, los afiliados a la Seguridad Social en el sector del turismo crecieron en agosto un 4 por ciento interanual hasta alcanzar los 2.336.501 empleados, 91.405 trabajadores más que hace un año. Se trata del tercer mes consecutivo que se registra este crecimiento interanual, según los datos publicados este martes por Turespaña. Con los datos de agosto, el empleo en turismo representa el 12,3 por ciento del total de afiliados en la economía nacional.

La ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, valoró como “positivos los datos ya que muestran que la tendencia de recuperación en el empleo turístico se ha consolidado en agosto con un crecimiento superior, en términos relativos, al que ha habido para el conjunto de afiliados en la economía española y en el sector servicios”. “Pese a esta mejora, es preciso aún prorrogar el escudo de seguridad que han supuesto los ERTE en sectores cuya actividad aún no se ha normalizado por completo por la lenta recuperación de la movilidad internacional, como es el caso del turismo, que para el Gobierno sigue siendo un sector sensible”, añadió.

El crecimiento interanual de la afiliación se registró en casi todas las ramas turísticas. En la hostelería hubo un crecimiento de 67.079 afiliados (26.109 en los servicios de comidas y bebidas y 40.970 en los servicios de alojamiento); las otras actividades turísticas aumentaron en 27.525 afiliados, mientras en las agencias de viajes hubo una disminución de 3.199 trabajadores. El empleo asalariado en el sector creció un 5 por ciento y el autónomo un 0,5 por ciento.