El Consejo Europeo propone recortar 875 millones de la PAC

SPC
-

La organización agraria Coag insiste en que la cuestión "clave" será "cómo se distribuye el fondo y entre qué perceptores se reparte"

El coordinador regional de COAG, Aurelio Pérez (d), y el secretario autonómico de UPA, Aurelio González, en una rueda de prensa celebrada el pasado año. - Foto: Rubén Cacho (Ical)

COAG calcula que los agricultores y ganaderos de Castilla y León sufrirán un recorte de fondos de la PAC de 875 millones en el periodo 2021-2027, es decir, 125 millones al año, de aplicarse la propuesta que el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, realizó el pasado 14 de febrero frente a la elaboración del Marco Financiero Plurianual.

La propuesta de Michel reduciría los fondos de las ayudas directas un 10,1 por ciento mientras que los de desarrollo rural serían cercenados un 25,1. Por tanto, según la estimación de COAG, el campo de Castilla y León dejaría de percibir del Fondo de Garantía Agraria, es decir, de ayudas directas, 92,84 millones de euros al año tomando como referencia la media del periodo 2014-2019 que es de 919, 2 millones de euros anuales. 

Asimismo, en el Fondo de Desarrollo Rural, el tijeretazo sería de 30,25 millones de euros anuales si se aplica la intención de la Comisión de bajar un 25,1 por ciento la partida de 120,5 millones de euros cada año que Castilla y León percibió de media en el periodo 2014-2019.

Los jefes de estado y de gobierno de los Estados miembros de la UE se reunirán este jueves con esta propuesta como marco para comenzar a diseñar el Presupuesto de la Unión Europea para los próximos siete años. De momento, la propuesta de Charles Michel, recodó COAG, “no es la más severa de todas las que se han puesto sobre la mesa, puesto que los denominados países frugales, Suecia, Dinamarca, Austria y Países Bajos proponen un recorte aún más drástico hasta dejar el presupuesto europeo en un uno por ciento del PIB de la UE”. En el otro extremo, están los denominados países “amigos de la cohesión”, entre los que se encuentra España, que proponen mantener el actual presupuesto comunitario, según informa Ical.

Todo apunta que al margen de las cantidades propuestas por los grupos antes de sentarse en las mesas de negociación, el Presupuesto de la Unión Europea “sufrirá un recorte considerable”, afirmó la opa, que “consciente de esta realidad, insiste en que la cuestión clave será cómo se distribuye el fondo y entre qué perceptores se reparte”.



Las más vistas