scorecardresearch

UGT lleva a Eulen ante el Serla por los EPI de los hospitales

D.V.
-

Este proceso es consecuencia de la denuncia que hace unos meses presentaron ante la Inspección Provincial de Trabajo y Seguridad Social de Valladolid

Hospital Clínico de Valladolid.

La Federación de Servicios, Movilidad y Consumo de UGT en Valladolid (FeSMC UGT Valladolid) ha iniciado un procedimiento de conciliación mediación en el Servicio de Relaciones Laborales (SERLA) ante la negativa de Eulen de equipar a los vigilantes de seguridad del Servicio de Vigilancia del Hospital Clínico Universitario y del Edificio Rondilla de Valladolid con equipos de protección de chalecos anticorte que se adecúen al trabajador.

Este proceso es consecuencia de la denuncia que hace unos meses presentaron ante la Inspección Provincial de Trabajo y Seguridad Social de Valladolid, con resolución favorable a los planteamientos de UGT.

En dicha denuncia, la federación aducía que "los chalecos anticorte de protección individual deben ajustarse al portador, no ocasionar riesgos adicionales ni molestias innecesarias y estar homologados al puesto de trabajo", características que los chalecos aportados por Eulen no cumplían.

La empresa, al ser adjudicataria del nuevo concurso a partir de julio de 2022, y para evitar tener que comprar los chalecos que se adecúen al trabajador, con un coste aproximado de 500 euros, ofrece a los trabajadores, continúa UGT, no usar el chaleco o seguir usando el que no está adecuado para su puesto de trabajo.

Desde la federación consideran "impresentable que la empresa tase la seguridad de los vigilantes en 400 euros", que es la diferencia económica existente entre los dos tipos de chalecos.

Ante ello, el sindicato ha iniciado este proceso en el SERLA "y llegará hasta el juzgado, si es necesario, para exigir que los vigilantes estén protegidos con los EPIS adecuados para realizar su labor en las mejores condiciones", ha amenazado el secretario general de FeSMC UGT Valladolid, Luis Segoviano.