scorecardresearch

Ecova pide un cambio para combatir la falta de preparación

D.V.
-

Insta a combatir la brecha digital con iniciativas públicas y privadas y asegura que la Comunidad podría incrementar su PIB hasta cuatro puntos

El director de ECOVAEstudios, Juan Carlos de Margarida, presenta el Observatorio de Economía Digital 2021 del Servicio de Estudios Económicos de CyL. - Foto: Europa Press.

El Colegio de Economistas de Valladolid, Palencia y Zamora (Ecova) ha reclamado este jueves un cambio de mentalidad y de conciencia en Castilla y León para combatir la falta de preparación de ciudadanos y empresas, así como los problemas de conectividad en el territorio que lastran, a su juicio, la digitalización de la Comunidad y, por tanto, su desarrollo económico.

Así lo ha afirmado el director de ECOVAEstudios, Juan Carlos de Margarida, quien ha presentado el Observatorio de Economía Digital 2021 que elabora el Colegio y ha instado a combatir la brecha digital en la región con iniciativas tanto públicas como privadas para aprovechar las oportunidades que ofrece el desarrollo tecnológico y la llegada de fondos europeos, al hilo de lo cual ha asegurado que la Comunidad podría incrementar su PIB hasta en cuatro puntos en los próximos años.

Para De Margarida, la digitalización y la conectividad "han impedido" que la recesión provocada por la pandemia "se transforme en depresión", pero ha insistido en que "aún quedan retos macroeconómicos en Castilla y León" que la digitalización podría responder como "el elevado desempleo, la baja productividad, el envejecimiento o el abandono poblacional".

En este sentido, los datos más preocupantes están relacionados, según ha apuntado Ecova, con las capacidades digitales y el talento de los castellanoleoneses, que presentan "una falta de preparación de la población y del tejido empresarial" a la hora de aprovechar el potencial completo de la digitalización.

Desde un punto de vista empresarial, el director ha explicado que las empresas de la región dominan los usos digitales básicos, pero "no los más avanzados", por lo que ha abogado por poner el foco en ello, especialmente las pymes, ya que son "el principal motor de la economía regional", pero a la vez "son las organizaciones más vulnerables y, por tanto, las que con mayor rapidez pueden desaparecer".

A este respecto, ha recalcado el "descenso generalizado" en la inversión en TIC de las pymes de más de diez empleados, puesto que ha sido de "casi un 29 por ciento menos", lo que en términos monetarios se traducen en 60 millones de euros menos.

En cuanto al mercado de trabajo, existe "un gran número de empleos tecnológicos" que en la actualidad se encuentran vacantes "por la falta de cualificación" de los castellanoleoneses, ha afirmado De Margarida, que ha lamentado que Castilla y León "no retenga el talento" y ha resaltado que también "existe un problema de género" en el sector tecnológico, puesto que "sólo un 16 por ciento de las mujeres se encuentran dentro de este sector".

Además, ECOVAEstudios apuesta por "reducir la brecha digital que fragmenta pueblos y ciudades" a través de políticas e iniciativas públicas y privadas. Al hilo de esto, De Margarida ha manifestado que "desde los organismos públicos, y a todos los niveles, se deben incentivar ayudas no solo de índole económico sino también a través de acciones como reducir los trámites administrativos y el "papeleo" en el procedimiento de adquisición de ayudas, simplificar el marco legal existente eliminando programas tecnológicos complejos que acarreen riesgos para empresas y flexibilizar la elección de soluciones tecnológicas, entre otros.

De Margarida ha concluido que "ahora existe una verdadera oportunidad para aprovechar en Castilla y León la apuesta por la digitalización a través de los fondos europeos", lo que puede llegar a incrementar de un tres a un cuatro por ciento el PIB de la Comunidad en los próximos dos años, logrando que se creen "nuevos empleos de calidad, aumentando la riqueza de la región para financiar el estado de bienestar y minorando, con ello, el empobrecimiento de la sociedad".

Juan Carlos de Margarida ha constatado la apuesta por el teletrabajo que todas las empresas han llevado a cabo desde el inicio de la pandemia, si bien con carácter previo a ésta era más escasas. En este sentido, ha defendido que la tecnología "ayuda y no limita" y ha advertido de que la Comunidad "no puede" seguir "resistiéndose al cambio".

Para el director de ECOVAEstudios, todas las variables como conectividad o formación "son importantes y deben conjugarse al mismo tiempo", pero ha insistido en que la fundamental es "la concienciación" por parte de la sociedad castellanoleonesa de que "no es algo del futuro, sino del presente".

En este sentido, ha rechazado que la digitalización vaya a suponer una desaparición de puestos de trabajo, sino un "cambio" en los mismos que pueden encontrar "una oportunidad" en el relevo generacional derivado de todas las jubilaciones que se avecinan tanto en el sector público como en el privado.

También se ha referido De Margarida a los problemas derivados de la inestabilidad política, si bien ha precisado que se trata de algo sostenido en el tiempo y no por cuestiones "puntuales" como el escenario electoral y el proceso de formación de Gobierno en que se encuentra Castilla y León.