scorecardresearch

Asaja culpa a las políticas ambientalistas de los incendios

D.V.
-

"Las políticas medio ambientalistas de Bruselas alejadas una vez más de la realidad de los pueblos y el Ministerio para la Transición Ecológica más radical y menos dialogante de Europa, son también muy responsables de lo que está sucediendo", dicen

Imagen de archivo de un incendio. - Foto: Asaja

El Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (Miteco) y las "políticas de despacho de Bruselas" son "corresponsables" para Asaja Valladolid del aumento de los incendios en España.

La incidencia del cambio climático y una mala gestión en prevención por parte de las comunidades autónomas durante todo el año, son "claves" también para entender la situación que esta atravesando el país. Aunque, para la organización, hay otros factores decisivos que han contribuido a llegar a esta situación, señalan a través de un comunicado remitido a Europa Press.

"Las políticas medio ambientalistas de Bruselas alejadas una vez más de la realidad de los pueblos y el Ministerio para la Transición Ecológica más radical y menos dialogante de toda Europa, son también muy responsables de lo que está sucediendo, insisten.

El Miteco "con sus políticas extremistas y su excesiva burocracia" ha expulsado la ganadería extensiva del medio rural". "Para permitir pastorear y mover al ganado, uno de los mayores activos para la limpieza de los montes, es tal la burocracia que se exige, que los ganaderos optan por no sacar los animales al campo", denuncia Asaja Valladolid.

Hoy en día, es imposible hasta hacer unos simples bebederos en el campo porque hay que pedir tantos permisos que pueden pasar años sin que nadie lo resuelva, lamenta la organización. "Si de verdad queremos fomentar la ganadería extensiva y su labor de fijar población y preservación de nuestros bosques y montes debemos facilitarla y no ponerla trabas", recomienda la organización.

Para ASAJA Valladolid, el monte y los bosques están sucios y con "combustible para arder" porque es "imposible" limpiarlo o "tocar algo sin miedo" a una sanción administrativa del Seprona.

"Cualquier alteración, recoger algo sin permiso es motivo de multa y nadie quiere arriesgarse. La limpieza de arroyos ha desparecido y se han eliminado las quemas de rastrojos responsables y controladas que hacían una labor fundamental por un extremismo conservacionista mal entendido alejado de la realidad de los que viven en el medio rural", añade.

Este "mantra radical impulsado por Bruselas y respaldado por un ministerio de transición ecológica todavía más extremista", junto al "seguidismo" de estas políticas por parte de las comunidades autónomas está "matando" los pueblos. "Hay que cambiar estas políticas, pero tampoco pueden servir de cortina de humo de para tapar la lamentable gestión en prevención realizada por las comunidades autónomas", ahonda.

MANTENIMIENTO

Para esta organización, el campo está abandonado, sin medios, con cortafuegos que no se mantienen desde hace años. "Esta situación es responsabilidad de unas comunidades autónomas que no han realizado bien su labor y ahora quieren buscar excusas y culpables cuando ellos son corresponsables de esta situación", denuncia ASAJA Valladolid.

Para esta organización agraria las soluciones pasan por eliminar la burocracia, fomentar la ganadería extensiva, activar un plan nacional de prevención de incendios nacional y promover la participación de los habitantes del medio rural y organizaciones agrarias en estos planes de trabajo para que aporten su opinión o crear un mando nacional de coordinación para la prevención y extinción de incendios que agilice la intervención y la toma de decisiones porque los incendios no entienden de territorios, concluye el comunicado.