scorecardresearch

«Hay que ver si la sanidad actual responde a las necesidades»

O.G. - D.A.
-

Licenciado en Medicina por la Universidad de Valladolid, este veterano procurador del PP en las Cortes de Castilla y León asumió el 21 de diciembre de 2021 la gestión de la sanidad pública. Ha ejercido la especialidad de Nefrología en el HUBU

«Hay que ver si el sistema actual responde a las necesidades» - Foto: Rubén Cacho

¿Cuál es la demora actual para que un paciente del sistema sanitario sea recibido en Primaria en Castilla y León?

Es inferior a tres días en el ochenta por ciento de los consultorios y centros de salud de la Comunidad. Es un buen dato. Sin embargo, en Castilla y León hay mucha diferencia entre el medio rural y el medio urbano.

¿Y puede considerarse eso como una sanidad de calidad?

Hay que mejorar y que sea inferior a los dos días y en todos los centros de salud. Se está dando calidad, pero hay que tener en cuenta las condiciones que tenemos actualmente.

Por falta de calidad es por lo que en Madrid han salido a la calle profesionales y usuarios. El presidente del Consejo de Colegio de Médicos opina que también hay causas para una movilización aquí. Imagino que usted no. 

Yo no digo si hay o no causas en Castilla y León. Yo digo que la situación aquí es diferente a Madrid. Allí ha habido un problema importante con los Puntos de Atención Continuada, que se ha intentado abrir un número que es muy inferior al que tenemos aquí, que tenemos 196 y todos con médico. Luego la situación es diferente, nosotros somos la comunidad de España con mayor tasa de médicos de Atención Primaria con relación a la población. Esto no es más que fruto de la situación demográfica, porque tenemos una población muy dispersa en el territorio, y que nos lleva a tener un número de médicos más alto para poder acercar la sanidad.

¿Y estaría también de acuerdo con él en que el modelo sanitario actual ha caducado?

El modelo actual tiene cuarenta años y ha sido un gran modelo sanitario. De hecho, los indicadores mejoraron muchísimo gracias a él. Ahora bien, el planteamiento que me hago es si ahora mismo el modelo sanitario da respuesta a lo que necesitan los ciudadanos. Es un modelo que funciona muy bien con el paciente agudo, pero no tan bien con el crónico. Pero no puede funcionar igual que hace cuarenta años. De cara a los profesionales tiene mucho encorsetamiento y dificulta estar al día en modelos de contratación de personal, de conciliación de la vida laboral, etcétera. Es el momento de plantearnos si realmente el sistema sanitario actual da respuesta a las necesidades de usuarios y profesionales.

Se está dando calidad, pero hay que ver las condiciones que tenemos"

El lunes anunció una ronda de diálogo con el sector sanitario. Podría pensarse que reaccionó con susto a la masiva protesta de Madrid…

Yo no reaccioné con susto, reaccioné con lógica. Los profesionales en Madrid han puesto unas demandas, vamos a ver qué dicen nuestros profesionales. Desde que estoy en este puesto siempre he apostado por el diálogo, y es lo que estamos haciendo. ¿Por qué vamos a no preguntar a los profesionales? No, no tengo susto, quizá a otros les gustaría e incluso Igual lo tienen ellos.

¿Qué expectativas tiene de estas reuniones, que empiezan hoy?

Creemos que lo hacemos bien, sabiendo que hay cosas que mejorar, que es lo que hemos dicho desde el primer día. Dentro del margen que tenemos de cambio y que nos da el sistema vamos a intentar cambiar cosas. Los profesionales conocen bien cuáles son sus condiciones.

En cualquier caso, se atribuye el problema a un déficit de médicos, una carencia que todas las partes asumen, pero que al usuario lógicamente no le sirve como excusa. ¿Cómo puede ser que se escuche durante años este argumento y que no se haya resuelto? 

En vez de decir que faltan médicos diría que faltan especialistas. Porque aquí hay 4.000 médicos con el grado de Medicina que no pueden ser contratados por el sistema nacional porque no tienen el título de especialista. Llevamos muchos años y no se han tomado las medidas correctoras para que esto no sucediera. Ahora mismo se van a jubilar muchos profesionales y, sin embargo, el número de médicos que están en formación no se corresponde para cubrir esto. Llevamos muchos años hablando, y ahora ya nos hemos dado cuenta que faltan en determinadas especialidades. A la gente no le sirve de consuelo, pero tienen que entender que un médico no se fabrica en un momento. Llevamos pidiendo en el Consejo Interterritorial de Sanidad desde hace tiempo medidas, no solamente a medio y largo plazo que es lo que se ha empezado a tomar con el aumento de números de grados de Medicina o con el aumento de plazas MIR, que no va a hacer efecto hasta dentro de cinco años, sino que hacen falta medidas como acelerar la homologación del título de extracomunitarios.

No tengo ningún susto con lo de Madrid. Igual lo tienen otros"

¿Ve posible hacerlo?

Se debería. La homologación ahora tarda mucho tiempo, pero si hay una necesidad hay que poner toda la carne en el asador. Y esto no le corresponde a las autonomías, le corresponde al Ministerio. Luego hay temas que matizar dentro del itinerario formativo de los residentes. Hay que hacer muchas cosas que vemos que no se están haciendo.

Entonces, eleva al  Ministerio de Sanidad la responsabilidad en ambas materias.  

Nosotros no tenemos ninguna responsabilidad sobre la homologación de extracomunitarios. Y dentro de los médicos de Familia este año por primera vez hemos sacado el 100% de las plazas. Nosotros no tenemos más plazas acreditadas, y por eso hemos pedido al Ministerio que relaje las condiciones de acreditación, que no significa empeorar la calidad, sino adaptarse a la situación actual. La callada por respuesta.

Las jubilaciones van a ser otro problema.

En cinco años, el 35 por ciento de los médicos de Primaria van a estar en edad de jubilarse.

¿Qué incorporaciones de profesionales prevé en ese periodo?

Ahora mismo el número de plazas MIR que están saliendo en Castilla y León por año van de 140 a 180 que vamos a sacar este año. Eso no cubre las jubilaciones. Y quiero hacer un matiz de agradecimiento, porque hay muchos médicos que a pesar de la situación están decidiendo prolongar su vida laboral hasta los 70 años. Gracias a ellos se está sujetando buena parte del problema.

¿También sujetan la fuga de médicos?

Claro que hay médicos que se van fuera, pero yo tengo claro que los cálculos que se han hecho de necesidades se han hecho pensando en el sistema público, no privado, y muchos profesionales terminan el MIR y se van a la privada pura, o al extranjero. Yo no tengo tan clara esa cifra que habla de que 25.000 médicos se han ido al extranjero. 

En cinco años, el 35% de los médicos de Primaria estarán en edad de jubilarse"

Se han referido en ocasiones a una EBAU única como vía que favorece que los jóvenes de Castilla y León puedan estudiar en su tierra y quedarse aquí a trabajar. ¿Por qué?

Hay un hecho incontrovertible, y es que de los alumnos matriculados en el primer curso de Medicina de la Universidad de Valladolid, el 50% son de otras comunidades, y en Salamanca muy por encima de ahí. ¿Eso significa que los castellanos y leoneses no quieren ser médicos? No. Castilla y León tiene un bachillerato y una EBAU muy exigente, mucho más que el de otras comunidades. Cuando tienes que sacar una nota altísima, de 13,9 sobre catorce, para entrar en Medicina, y ves que en otras regiones las condiciones o la EBAU son más fáciles, pues es normal que saquen mejores notas. Luego los estudiantes de Castilla y León no están en las mismas condiciones que el resto. Podemos bajar el nivel, pero creo que es mejor hacer una EBAU única, en la que se demostraría quién tiene el mejor nivel. Además, si no hay estudiantes de Medicina castellanos y leoneses aquí, no tenemos residentes de la Comunidad. Entonces estamos sacando profesionales muy bien formados en medicina, pero al no tener arraigo y haber un gran mercado de trabajo, se va a otro sitio.

¿La implantación de grados en de Medicina en Burgos y en León no sería también una manera de formar médicos en la región con vistas a que ejerzan aquí? 

Crear más licenciados es una idea muy atractiva, pero ahora mismo hay 4.000 médicos que no acceden al sistema público. La directiva del año 1995 dice que todos los médicos que trabajen en el sistema público del espacio europeo tienen que ser especialistas, también dice que hay que facilitar una plaza de formación sanitaria especializada a cada uno. Si no crearemos un tapón de... 

Que ya está creado…

Sí. Ya está creado. En la convocatoria de este año se presentaron 12.800 candidatos para 8.400 puestos. Y hay más de 4.000 que se quedan sin poder acceder. Hay que tener un número adecuado de alumnos de Medicina, y hay que quitar el tapón, porque sino volveremos a cómo estábamos hace muchos años, cuando se convocaban 3.000 plazas al MIR y nos presentamos 40.000 aspirantes. Hay que conjugar las dos cosas.

¿Cuánto tiempo tiene que pasar para que Burgos y León puedan tener esa facultad de Medicina?

Puede tardar unos años. Crear una facultad de Medicina es un problema que no solo es un edificio, y solo hay que oír hablar a los rectores universitarios. Ahora mismo la exigencia de la ANECA para ser profesor requiere de mucho trabajo de investigación básica. Un clínico, que es quien puede dar clases de Medicina, no tiene esa capacidad. Hace meses, el ministro de Universidades nos dijo en un Consejo Interterritorial que se iban a mejorar los criterios de acreditación de la ANECA para que más médicos fueran profesores. Y de lo dicho nada. La falta de profesores es un elemento limitante importante.

El Gobierno nos ha dado la callada por respuesta a muchas demandas"

¿Habría dinero suficiente en el Gobierno para asumir las plantillas completas de profesionales sanitarios que hacen falta? 

La sanidad ahora mismo en Castilla y León se lleva uno de cada tres euros de los presupuestos para 2023. Realmente el gasto en sanidad depende de lo que queramos hacer. Yo no creo que se deba considerar un gasto, sino como una inversión para los ciudadanos. Hay que ser escrupuloso con el gasto, pero yo creo que los ciudadanos priorizan tener un buen sistema sanitario sobre otras cosas. Y el dinero no es infinito, entonces sí, aumentaría el capítulo de gastos de personal pero nos permitiría tener una sanidad mucho más accesible al ciudadano.