scorecardresearch

Piden casi 32 años por simular un curso para cobrar una deuda

D.V.
-

La Audiencia de Valladolid celebra un juicio contra cuatro funcionarios de la Junta y un hostelero bajo la acusación de pretender que la Federación de Hípica de Castilla y León se cobrara parte de una deuda del Centro Ecuestre segoviano

Piden casi 32 años por simular un curso para cobrar una deuda - Foto: Europa Press

La Audiencia de Valladolid celebra juicio desde este miércoles contra cuatro funcionarios de la Junta y un hostelero bajo la acusación de haberse concertado para simular la impartición de un curso de formación que tenía como única finalidad que la Federación Hípica de Castilla y León se cobrara parte de la deuda con ella contraída por el Centro Ecuestre de Segovia.

Fiscalía de Valladolid imputa tres delitos de falsedad en documento oficial, uno de ellos continuado; falsedad de documento oficial realizado por un particular, así como un delito de prevaricación en concurso con otro de malversación, de los que hace responsables, en distinta medida, a los cinco encausados y les pide penas que globalmente suman casi 32 años de cárcel e inhabilitación para el desempeño de cargo público por 62 años, según informaron a Europa Press fuentes jurídicas.

No ocupará el banquillo, debido a su fallecimiento en septiembre de 2019, el que fuera presidente de la Federación Hípica de Castilla y León y del Centro Ecuestre de Segovia, pero sí el jefe de la Sección de Formación Agraria del Servicio Territorial de Agricultura y Ganadería de Segovia, B.H.A; el auxiliar administrativo del Centro de Formación Agraria de la Santa Espina, J.A.G; el hostelero L.F.M., titular de un restaurante en dicha localidad vallisoletana; A.P.G, jefa del Servicio de Formación Agraria de la Consejería de Agricultura, y R.M.G, técnico facultativo del Servicio de Formación Agraria.

Estas dos últimas, según el escrito de calificación provisional de la acusación pública, se exponen a las penas más elevadas, ocho años de cárcel, 19 de inhabilitación y multas de 3.600 euros, mientras que el primero y el segundo, B.H.A. y J.A.G., podrían ser condenados a siete años de privación de libertad, 18 de inhabilitación y al pago de 2.700 euros cada uno, y en un escalón inferior figura el titular del restaurante, al que se piden un año y nueve meses de prisión, siete de inhabilitación y multa de 1.800 euros, según informaron a Europa Press fuentes jurídicas.

A mayores, los cinco acusados, en responsabilidad solidaria con la Federación Hípica de Castilla y León, deberían abonar un total de 25.710 euros en favor de la Junta de Castilla y León.

La acusación pública sostiene que la supuesta trama se urdió con el fin de cubrir parcialmente el déficit que el Centro Ecuestre de Segovia mantenía con la Federación Hípica de Castilla y León, y a tal efecto, con fondos que la Consejería de Agricultura tenía destinados a cursos de formación, se simuló la impartición de uno de ellos en 2010 para un total de 20 alumnos.

Curso intensivo.

El 'curso intensivo de guía de turismo ecuestre' fue propuesto y programado por el jefe de la Sección de Formación Agraria del Servicio Territorial de Agricultura y Ganadería de Segovia, B.H.A.

El curso, a realizar en Segovia, se impartiría para un total de veinte alumnos y durante veinte días, con un presupuesto total de 25.710 euros, figurando como coordinador de la totalidad de las 158 horas previstas el también acusado y auxiliar del Centro de Formación Agraria de la Santa Espina, J.A.G.A., que presentó una autoliquidación de 790 euros.

Otro de los encausados, L.F.M.M., titular de un restaurante en la Santa Espina, está acusado de realizar una factura 'ad hoc' que se incorporó al expediente administrativo por la que obtuvo 2.800 euros, en concepto de alojamiento durante dos días, del 2 al 4 de noviembre de 2010, de la veintena de alumnos, a pensión completa.

Fiscalía incluye a otras dos acusadas, A.P.G. y R.M.G., jefa del Servicio de Formación Agraria e Iniciativas en Actividades Formativas de la Consejería de Agricultura y técnico facultativo del Servicio de Formación Agraria, respectivamente, a la primera por haber firmado disposiciones de gasto, documentos y otras facturas justificativas y certificaciones y a la segunda por encargarse de su tramitación.