scorecardresearch

El verano se estrena con lluvias y mínimas de 11 grados

D.V.
-

La Aemet prevé precipitaciones abundantes en la jornada del jueves

Gente paseando por las calles de Valladolid con y sin mascarilla - Foto: Jonathan Tajes

El verano entró este martes con temperaturas por debajo de lo normal para esta época del año. Y las previsiones de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) alertan de la posibilidad de lluvias para este miércoles y este jueves y de mínimas poco comunes a finales de junio. 

Después de la asfixiante ola de calor registrada durante la pasada semana, la Aemet pronostica máximas para las próximas jornadas de 22 grados y mínimas que descienden hasta los 11. Temperaturas por debajo de las medias de los últimos años. 

Este miércoles la máxima será de 22 y la mínima de 11 y es posible que se registren precipitaciones en forma de lluvias en las horas centrales del día. En concreto, la Aemet cifra en el 50 por ciento las posibilidades de lluvia. 

El jueves el tiempo empeora, ya que la probabilidad de lluvia asciende hasta el 95 por ciento desde mediodía, con unas temperaturas idénticas. 

Las previsiones empeoran para la jornada del domingo, cuando la mínima desciende hasta los nueve grados, aunque las máximas se mantienen estables. 

No obstante, la Aemet prevé un verano de carácter "cálido y seco en Castilla y León". Siguiendo los datos de la Aemet, existe una "gran probabilidad" de que la temperatura media se sitúa en el tercil cálido, y las precipitaciones en el seco. 

La primavera en Castilla y León tuvo un balance "cálido o muy cálido", con una temperatura media de 10,5 grados centígrados, lo que supone 0,7 grados por encima de la media, situándose como la decimoquinta primavera más cálida desde 1951, igualada con la de 2021. Con ello, destacó el frío de abril, que llegó a registrar temperaturas mínimas en Segovia de menos 5,6 grados centígrados y un espesor de nieve de ocho centímetros en la semana más fría a principios del mes.  

El responsable autonómico de la Aemet, Manuel Mora, señaló que "la masa de aire muy cálido y seco ha sido reemplazada por una masa de aire fresca y húmeda atlántica". Por ello, debido a la influencia de las bajas presiones, la semana tendrá temperaturas "ligeramente inferiores" a lo normal y precipitaciones en las provincias del norte y noroeste de la Comunidad. La tendencia cambiará respecto a las próximas tres semanas, en las que se esperan temperaturas ligeramente superiores a lo normal y precipitaciones ligeramente inferiores a la media, que ratifican esta previsión cálida y seca para el verano.