scorecardresearch

La extravagante bruja de Umbra vuela alto

Sara Borondo
-

Platinum Games cumple las expectativas con una aventura divertida y ambiciosa

Bayonetta es una serie que no tiene unas ventas espectaculares como las superproducciones, pero sí obtiene reconocimiento por su sentido del ritmo, su estilo, una acción trepidante, una jugabilidad muy divertida, unos combates estéticamente cautivadores y, sobre todo, por el carisma de su protagonista, la bruja de Umbra que da nombre a la serie y que es capaz de mostrar coquetería, sarcasmo o chulería mientras acaba con un grupo de enemigos disparando hasta por los tacones. La serie fue rescatada por Nintendo de un más que probable olvido tras su debut, por lo que los dos últimos capítulos han salido solo en las consolas de esta empresa. 

La historia es más épica que en los anteriores juegos (sin destripar nada, se puede decir que es más Bayonetta que nunca), y es el futuro del mundo lo que está en juego; aunque continúa habiendo toques de humor, hay momentos emotivos y aparecen rostros conocidos, pero no es lo más destacado del tercer capítulo de la serie, el centro de atención siempre está en la jugabilidad, en los combates. En este caso el enemigo son los homúnculos, unos seres creados por el hombre. 

Bayonetta va acompañada en esta ocasión de una aprendiz de bruja, Viola, jugable durante varias fases y pelea de manera diferente a la protagonista habitual, ya que es menos experimentada, pero sí realiza combos y utiliza la catana para bloquear e invocar a su gato-demonio Chesire. Es una manera diferente de combatir a la de Bayonetta, algo más complicada de manejar, pero gratificante. También hay partes de sigilo en 2D en la que el jugador controla a Jeanne aunque no siguen el ritmo del resto del juego.

La extravagante bruja de Umbra vuela altoLa extravagante bruja de Umbra vuela alto

Los ataques de la propia bruja de Umbra son tan espectaculares como siempre. Los enfrentamientos mantienen un ritmo que casi no permiten parpadear y que estimula la mente del jugador para hacerle pensar con rapidez su siguiente movimiento. 

Son combates en los que se producen múltiples acciones a la vez en la pantalla para llegar a la exageración máxima en todo, siempre barroca y con un punto extravagante. 

Bayonetta irá mejorando las pistolas para realizar ataques que no solo son eficaces, sino también atractivos visualmente con su manera de combatir habitual, y que en esta ocasión llega con algunos cambios. Cada arma tiene características diferentes y lleva asociada una máscara demoníaca que le permite controlar a los gigantescos demonios que invoca para que la ayuden en los combates, aunque cuando esto suceda ella será más vulnerable a cualquier ataque. A esto hay que sumar el tiempo brujo que congela a los enemigos unos instantes y que se activa al esquivar en el momento exacto.

Platinum Games lleva ya tres capítulos marcando estilo propio en los hack and slash, aunque en esta ocasión se haya aventurado a explorar otros caminos y el desarrollo se haya hecho largo desde que se anunció el juego hace cinco años. Bayonetta no batirá récords de ventas pero es una serie siempre divertida, espectacular y elegante.

ARCHIVADO EN: Nintendo