scorecardresearch

Una reserva biológica en la zona este

D.V.
-

La restauración de 'El Tomillo' generará un refugio natural en el ámbito urbano de Valladolid

Hectáreas de El Tomillo, una superficie degradada ambientalmente cuya restauración dará como resultado la creación de una reserva biológica-urbana. - Foto: Jonathan Tajes

Una de las grandes prioridades estratégicas que fija la Agenda Urbana de Valladolid 2030 (Auva 2030), un plan para encaminar la ciudad hacia la transición ecológica y reducir su impacto ambiental que cuenta con la financiación de los fondos Next Generation de la UE, es su planificación urbana sostenible y la mejora de las infraestructuras verdes de la capital. 

Así, a través del proyecto de reconversión de las zonas degradadas del área forestal de El Tomillo se procederá a crear un refugio natural de gran biodiversidad en el entorno urbano de la capital. Una acción encaminada a fomentar una ciudad saludable, que responda a las necesidades de seguridad, bienestar social y personal para la ciudadanía en un contexto de cambio demográfico. Además, también trata de situar a Valladolid como un modelo referente en la vanguardia de la transición hacia la sostenibilidad y la neutralidad climática en emisiones.

El conjunto de las nueve hectáreas que conforman esta parcela municipal situado al este de Valladolid (en las inmediaciones de los barrios de Los Santos-Pilarica, Belén y Pilarica y junto a la carretera de Renedo y la Ronda Norte) se encuentra muy degradado ambientalmente. La zona presenta una gran acumulación de escombros y otros restos de vaciados de obras de edificación. Por su parte, la vegetación natural presente es de carácter ruderal con arbolado disperso que ha colonizado de forma natural la superficie (almendros, chopos y acacias).

Esta doble condición de aislamiento y marginalidad ha permitido la aparición de un desarrollo y evolución de ciertas comunidades vegetales y animales de manera espontánea, cuyo estudio y potencial ha adquirido un gran interés mediante el establecimiento de la reserva biológica-urbana 'El Tomillo'. Así, según el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) esta zona constituye «un espacio singular de interés natural».

Por su parte, desde el punto de vista ambiental la restauración de la zona degradada y abandonada de El Tomillo busca dar continuidad a los corredores ecológicos de la ciudad teniendo como resultado la creación de un importante refugio natural de fauna y flora autóctona dentro de un ámbito muy intervenido.

Así pues, el presente proyecto para transformar este espacio en un gran parque forestal ya ha sido aprobado y se pondrá en marcha con un presupuesto total que alcanza la cifra de 436.438,96 euros. 

Para el desarrollo de la actividad, el Ayuntamiento de Valladolid ha suscrito Convenio de Colaboración con la Asociación para la Conservación y Estudio de la Naturaleza de Valladolid (Acenva) con el principal propósito de reforzar y fortalecer las acciones en materia de gobernanza.

En definitiva, se trata de una colaboración que incluye una serie de actuaciones, tales como la realización de un inventario y un muestreo exhaustivo de toda la zona para un posterior correcto diseño de los hábitats y la realización de diversas actuaciones de restauración ambiental (modelado y recuperación geomorfológica de la parcela, retirada de residuos y descontaminación del suelo para la recuperación de la biodiversidad, etc.). También contempla la mejora de los hábitats y la creación de refugios, además de la instalación de una estación meteorológica en el propio lugar para medir y evaluar las variables del clima.

Del mismo modo, se procederá a la creación de senderos y una red de caminos que sirvan para definir las zonas de paso de los transeúntes para evitar un tránsito desordenado que afecte a la fauna y la flora y también se trabajará en la instalación de varias señaléticas informativas e interpretativas que contribuyan a conservar, gestionar y a divulgar adecuadamente este espacio natural y toda su importancia en el entorno del ámbito urbano de Valladolid.