Un paseo muy interesante

Jesús Anta
-

Jesús Anta nos acerca la historia de la calle Valle de Arán en su sección Callejeando

Un paseo muy interesante - Foto: Jonathan Tajes

Una vez que termina la calle Cardenal Torquemada, se deja atrás el Pabellón Polideportivo Rondilla (el primero que se construyó en Valladolid: año 1974), y cruzamos el último puente sobre la Esgueva antes de que sus aguas se entreguen al Pisuerga. Aquí comienza la calle Valle de Arán, que bordea el barrio España. Desde el puente se puede tener una vista panorámica de este barrio. Aunque justo en este punto hay una  zona muy degradada, el barrio pugna por cambiar su fisonomía, pues poco a poco se va renovando el caserío. 
Si por la acera derecha la calle va encintando el barrio, en la acera de mano izquierda se han ido asentando diversos servicios y dotaciones de interés municipal que contribuyen, sin duda, a dignificar este barrio,  que aún arrastra cierta imagen de marginalidad.
Lo primero que veremos es un Punto Limpio de recogida de residuos destinados al reciclado o a un tratamiento adecuado en centro especializado para que no contaminen. Y a continuación uno de los  huertos ecológicos que  promueve el Ayuntamiento de Valladolid. Los huertos urbanos son una nueva exigencia de una sociedad y una ciudadanía preocupada por el medio ambiente que, además, contribuyen a recuperar, aunque sea simbólicamente,  la presencia en el tejido urbano de las huertas que antaño estaban a la puerta de la ciudad, y que con el crecimiento de los años del desarrollismo se utilizaron para construir  bloques de viviendas. Ahora estos huertos se han puesto en marcha  bien por iniciativa vecinal bien por impulso del Ayuntamiento.
Una enorme caja metálica, en realidad una nave que sirvió para que se instalaran en ella los comerciantes del mercado del Val mientras duraron las obras de rehabilitación del mismo, ocupa una extensa parcela y se ha donado al Centro Regional de Artesanía para servicio del mismo, ampliando así sus instalaciones que hay en esta misma calle.
La Cámara de Contratistas de Castilla y León tiene en Valle de Arán sus oficinas. Esta entidad agrupa más de cien empresas y está presente en la mayoría de las obras públicas de la Comunidad. Así mismo, junto a sus instalaciones está el Centro de Formación de Aprendices (CFA) Francisco de Praves, que comenzó sus actividades en 1997 bajo el  impulso de la Cámara. Este CFA forma parte de una red europea de centros de formación de aprendices de la construcción en la que están países como Alemania, Finlandia, Francia y otros.
Francisco de Praves, hijo de Diego de Praves (que es quien en realidad llevó a cabo la magnífica obra de las Arcas Reales), fue un arquitecto vallisoletano que desarrolló toda su actividad a principios del siglo XVII a caballo entre el clasicismo y el barroco. Por ejemplo, suya es la fachada del Colegio de San Ambrosio que está en los jardines de la Residencia de Santa Cruz.
Continua esta acera de la calle con el Centro Regional de Artesanía de Castilla y León (CEARCAL), creado en el año 2002 mediante un convenio entre el Ayuntamiento de Valladolid, la Junta de C  y L y la Federación de Organizaciones Artesanales de nuestra Comunidad. Su finalidad es impulsar la actividad artesanal, la formación de los profesionales, y modernizar el sector.
Justo enfrente de este centro se abre la calle Baztán,  y a Valle de Arán asoman algunas de las casas que el artista Cristóbal Gabarrón  decoró en el año 2000 con formas y colores rupturistas  para dignificar unas cuantas  viviendas modestas de este barrio. El proyecto se llevó a cabo bajo el paraguas del plan URBAN durante la década de 1990 dotado con fondos europeos y destinado a la rehabilitación de barrios degradados.
Y siguiendo por la acera izquierda llegamos al Vivero de Empresas que en 2005 promovió la Cámara de Comercio e Industria.
El complejo deportivo Soto de Medinilla, que incluye un frontón cubierto y campos de fútbol, completan la banda de dotaciones  que dan personalidad  a la calle, que antes de llegar a la Ronda Norte muda su nombre por el de Costa Verde.
En definitiva,  la calle Valle de Arán, que además va en paralelo al Pisuerga, aunque está en el borde de la ciudad, dispone de  servicios  propios de una ciudad moderna y contemporánea.