scorecardresearch

Dúo local sin etiquetas, ecléctico y con hilo conductor

M.B
-

María Cuenca y Nacho Angulo forman Onira, con dos discos ya publicados, que actuará el 7 de septiembre en la Plaza Mayor

Nacho Angulo y María Cuenca, Onira. - Foto: David Izquierdo

Dos terrícolas afincados en el Valle del Dolor que hacen música para el resto de habitantes del planeta». Así se definen María Cuenca y Nacho Angulo. O lo que es lo mismo, Onira, un dúo vallisoletano que decidió en 2016 dar un paso adelante y crear una formación que, seis años después, cuenta con dos discos, 'Casiopea' (2017) y 'El desastre universal' (2020), y que ve el futuro inmediato con la emoción de presentar ese segundo LP en la Plaza Mayor, en plenas fiestas, el 7 de septiembre, justo antes de la actuación de Don Patricio.

Onira, nombre que surgió a caballo entre un género de plantas, el regusto que les dejó a ambos y la cercanía a parecer algo onírico –«le dimos muchas vueltas. Luego nos dimos cuenta de que había una diosa con ese nombre e incluso una canción parecida, pero ya se quedó así»–, nació como grupo a finales de 2016 de la mano de María y Nacho, dos amigos que se juntaban de vez en cuando para tocar versiones en sus casas. 

«Nos llamó Natalia Rodríguez, de los Domingos en-cantantes, en Palencia. Tocamos allí y a ella le gustó mucho la canción que teníamos original, El Miedo. Sin saberlo decidió hablar con familiares y amigos y reunir dinero para grabarla en un estudio. Un día apareció con un cheque y un 'vale por un disco'. Ese fue el inicio», señalan.

María se encarga de poner voz al proyecto tras formar parte de multitud de coros, compañías teatrales y orquestas. Actualmente, en Grupo Versus. Nacho, guitarrista vallisoletano autodidacta, pasó por formaciones como Kaosden o Patasarriba. Colaboró durante unos años con la banda de punkrock Opposite Way produciendo su último disco 'Just a matter of time' y entrando en la formación para su gira acústica en 2011. Hoy trabaja de técnico de luces.

En 2017 sacaron 'Casiopea', rodeado de buenos amigos grabando en los estudios Eldana, en Dueñas (Palencia): «Consiste en ocho cortes que conforman una constelación que alberga dulzura y fuerza a partes iguales. Brilla el swing, el jazz y la bossanova entre fogonazos de rock».

Giraron por la geografía española en dos formatos; como duo acústico y con una banda formada por dos guitarras, contrabajo, batería y teclado. Porque Onira ya cuenta con banda. Y eso les permitió dar vida al segundo disco, 'El desastre Universal', que comenzaron a grabar una semana antes del confinamiento por la covid: «Fruto de la gira empezó a dibujarse las canciones de este segundo disco, con más empaque». 

Javi Tascón (batería), Juancar Aragón (bajo), Borja Porcel (guitarra) y Rubén Villadangos (teclado) forman ahora la banda de Onira.

«Nuestros discos son eclécticos, con pop rock, folk, reggae... no queremos etiquetas, cada canción tiene su estilo... Hemos conseguido suplir esa carencia con la composición, melodías, tipo de letra. Le da un hilo conductor. No tenemos barreras a hacer un estilo u otro. Es todo autoedición, nos da igual que venda o no, hacemos lo que nos divierte», resumen. Nacho y María. Los dos componen, sin una fórmula premeditada. Ahora solo quieren dar a conocer ese segundo disco, porque la pandemia les impidió girar. «.A nivel compositivo estamos en impás. Alguna canción tenemos nueva. Nos gustaría no dejar el disco en un cajón y poder girarlo. Poder llevarlo con la banda».

ARCHIVADO EN: Plaza Mayor, Palencia, Dueñas