scorecardresearch

Feijóo tilda el decreto energético de "acto de autoritarismo"

Agencias
-

El líder del PP promete acatar el plan de ahorro de Sánchez pero arremete contra él por no haberlo negociado con las comunidades, mientras Moncloa le echa en cara que él propuso en Galicia medidas similares

El dirigente conservador cree que los socialistas «improvisan» a costa de los ciudadanos. - Foto: Rodrigo Jiménez (EFE)

El plan de ahorro energético aprobado por el Gobierno se ha convertido en el nuevo caballo de batalla entre el Ejecutivo y la principal fuerza de la oposición, que ve en este real decreto un nuevo gesto «autoritarista» por parte del presidente, Pedro Sánchez, que, no obstante, no les impedirá acatarlo. 

En esta línea se expresó ayer el líder del PP, Alberto Núñez Feijóo, en una entrevista a un medio nacional en la que señaló que esta norma «es un acto de autoritarismo impropio de un Estado autonómico, ya que no se negoció con quienes lo tienen que aplicar». «La política energética de Sánchez está basada en la ideología, no en la tecnología», añadió.

Sin embargo, al ser preguntado por las declaraciones de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, en las que amenazaba con no cumplir el decreto, Feijóo garantizó que «el PP no va a desobedecer». «Su consejero dijo que cumplirá», zanjó.

Además de mostrar su oposición a la política energética, el popular también cargó contra las medidas económicas del Gobierno. Ante el aumento global de la inflación, hasta situarse en el 10,8 por ciento en España, apuntó que «este Ejecutivo recorta el poder adquisitivo un 10,8 por ciento, lo nunca visto».

En lo que respecta a la política fiscal, reclamó bajadas de impuestos, en concreto, un descenso temporal del IRPF a las rentas de hasta 40.000 euros. Así, al ser preguntado sobre cómo mantendría los servicios públicos con estas ideas, respondió que estos «son sagrados». «Nosotros hemos mantenido siempre los servicios públicos», afirmó.

Por otro lado, sobre su posible llegada a Moncloa tras las próximas elecciones, Feijóo reconoció que «es muy difícil gobernar España si el PP no sube en Cataluña». No obstante, celebró un «buen funcionamiento» de su partido en los tres «grandes motores electorales» restantes: Andalucía, Madrid y la Comunidad Valenciana.

«Seguro que hemos cometido fallos y no hemos tenido un mínimo de empatía para hacer ver nuestros planteamientos en Cataluña. Pero nuestro objetivo es representar el espacio constitucionalista catalán: todos aquellos que se sienten catalanes sin que eso dificulte el sentirse españoles están invitados a unirse al proyecto popular», concluyó.

Por su parte, la portavoz del PSOE y ministra de Educación y Formación Profesional, Pilar Alegría, instó a Feijóo a que «estudie un poco más» el real decreto de ahorro energético y recordó que como presidente de la Xunta propuso medidas de reducción energética que «solo se diferencian un grado» respecto de las aprobadas por el Gobierno.

«Le pediría a Feijóo, con todo el respeto, que estudiara un poco más. Porque cuando se estudia un poco más, te equivocas un poco menos», apuntó Alegría.

De la misma manera, la portavoz socialista recriminó al líder conservador que haya tildado de «autoritario» a un Ejecutivo «elegido por la ciudadanía». «Dista mucho de la imagen de moderado que el propio señor Feijóo se quiere plantear para sí mismo», criticó.