scorecardresearch

Denuncian la agresión a una enfermera en Barrio España

D. V.
-

El ataque, según sostiene el sindicato Satse, se produjo en el centro de salud por parte de un paciente que acude a esas instalaciones de forma regular

Centro de salud de Barrio España. - Foto: Sacyl

El Sindicato de Enfermería Satse en Valladolid ha denunciado la situación de violencia sufrida por una enfermera en el Centro de Salud de Barrio España, hechos ante los que este sindicato ha reclamado que Sacyl se persone como acusación particular en las causas penales por agresiones a profesionales sanitarios y aumente las medidas de protección al personal sanitario.

La agresión, según el sindicato, la protagonizó un paciente que debe acudir de forma continuada al centro de salud para recibir cuidados de la enfermera y que ha presentado un comportamiento similar en otras ocasiones en el centro, pero esta vez agredió verbalmente a la enfermera e intentó hacerlo físicamente, lo que motivó que se tuviera que dar aviso a los cuerpos de Seguridad del Estado.

Satse Valladolid ha recordado que los centros sanitarios son espacios en los que "debe primar el respeto y la convivencia" entre los pacientes y los profesionales y que es "obligación" de Sacyl garantizar la realización del trabajo de estos sin sufrir ningún tipo de coacción o amenaza.

El sindicato ha asegurado que "no va a tolerar ninguna forma de agresión contra profesionales sanitarios", que "simplemente" cumplen con su trabajo y ha lamentado que estos hechos sigan repitiéndose, porque, ha recordado, las agresiones o intimidaciones contra profesionales sanitarios están consideradas como delito de atentado contra la autoridad pública.

En este sentido, el sindicato considera que se debe poner en marcha una campaña de concienciación dirigida a la población que recuerde esa condición de autoridad pública que tienen los profesionales sanitarios y las consecuencias que puede tener una agresión a estos trabajadores.

PREVENCIÓN

De la misma manera, a juicio de Satse, se hace "imprescindible" actuar y ayudar al profesional sanitario cuando ha sido agredido, pero "lo más importante" es el desarrollo de todas las actuaciones preventivas para evitar el desarrollo de un nuevo episodio violento.

Al mismo tiempo, ha apuntado, sería conveniente que, si se ve necesario porque reiteradamente se producen episodios de este tipo, este centro de salud cuente con seguridad privada que disuada de estas agresiones.

Satse ha afirmado que la enorme carga asistencial que están sufriendo los centros de Atención Primaria en estos momentos está haciendo que haya población que pierda la calma y origine estas situaciones, "pero no puede ser que esto implique que se produzcan conductas violentas contra los sanitarios, quienes también sufren enormemente las consecuencias del aumento de la presión asistencial y tratan en todo momento de ofrecer la mejor atención posible en estas circunstancias".