scorecardresearch

Un centenar de Renault 4 recorren el Circuito del Jarama

D. V.
-

La planta de Renault en Valladolid produjo 800.000 unidades

Concentración de vehículos en el Circuito del Jarama. - Foto: Ical

El Club Clásicos Renault culminó esta sábado la celebración del 60 aniversario del Renault 4 con la concentración de un centenar de estos vehículos en el histórico Circuito del Jarama. Allí se dieron cita numerosos apasionados del modelo y de la marca procedentes de múltiples puntos de la península.

Varios propietarios no dudaron en acudir al encuentro en el circuito madrileño a bordo de sus Renault 4 desde ciudades tan lejanas como Barcelona, Sevilla, Alicante o Málaga. Uno de los participantes, Oliver Pintado, recorrió los 350 kilómetros que separan León de Madrid para acudir al evento a bordo de su Renault 4 Furgoneta de 1987 decorada con los colores del Servicio Renault. 

Según palabras de Oliver, "con nuestra Renault 4 llegamos donde sea sin miedo, incluso a día de hoy". Y es que uno de los pilares fundamentales del modelo es la fiabilidad, que se consiguió gracias a su sencillez mecánica y a innovaciones como sus rótulas estancas, que no necesitaban mantenimiento, y la integración de un circuito de refrigeración cerrado y hermético, evitando la labor de vigilar y reponer anticongelante, algo habitual en la época. Así lo reflejaba uno de los eslóganes del modelo: "Ni engrase, ni agua, sólo un poco de gasolina".

Concentración de vehículos en el Circuito del Jarama. Concentración de vehículos en el Circuito del Jarama. - Foto: Ical

La ocasión también permitió a los asistentes recorrer el emblemático trazado del Circuito del Jarama, cuyas obras de construcción comenzaron en 1964, tan sólo un año después de que el Renault 4 se comercializase en España. Quedó así patente la filosofía "blue-jeans" del modelo, capaz de enfrentarse a todo tipo de situaciones, desde un largo viaje por carretera hasta enfrentarse a las curvas de un circuito en el que se han llegado a celebrar carreras de Fórmula 

Durante la jornada se concentraron un centenar de unidades, entre las que se encontraban -por ejemplo- algunas tan especiales como 2 Renault 4 de 1964 completamente restaurados y una versión furgoneta de 1965 en su estado original, coches con casi 60 años de historia a sus espaldas y que continúan levantando pasiones.

José-Cruz Sánchez Guerrero, presidente del Club Clásicos Renault 3, 4, 5, 6 y 7, ante la pregunta de cuál cree que fueron las razones del éxito de este modelo, comenta: "su éxito fue la polivalencia y durabilidad. Sorprendió -y sorprende- por aunar unas brillantes capacidades ruteras con su usabilidad en el día a día. El R4 integró soluciones técnicas muyavanzadas para su época que marcaron un antes y un después en la industria del automóvil. De hecho, puede considerarse el primer coche moderno. De ahí que no es de extrañar que este modelo se haya ganado un sitio en la historia y cuente a día de hoy con tantos fieles admiradores por todo el mundo".

Y es que fue producido en 28 países, entre ellos España, donde se fabricaron más de 800.000 unidades en la Factoría de Montaje de Valladolid. Este vehículo, que se comercializó en más de 100 países, consiguió unas ventas que superaron los ocho millones de unidades.