scorecardresearch

A apurar sus opciones de playoff

D.V.
-

El UEMC Real Valladolid Baloncesto recibe este viernes (21.00 horas) al Cáceres Patrimonio de la Humanidad con la meta de vencer y tratar de llevarse el basketaverage (derrota 86-80 en la ida) para llegar con opciones a la última jornada

Los de Paco García están a dos victorias del Cáceres. - Foto: realvalladolid.es

El UEMC Real Valladolid Baloncesto quiere llegar a la última con opciones de playoff. Y para ello deberá ganar este viernes (21.00 horas) al Cáceres Patrimonio de la Humanidad, equipo que ocupa una de esas codiciadas plazas de playoff. Una victoria local con basketaverage incluido (derrota 86-80 en la ida) supondría colocarse a solo un paso de los extremeños. El encuentro es el último en Pisuerga de la fase regular y las categorías inferiores del Pucela Basket tendrán mucho protagonismo.

De ese modo, el objetivo es que dicho partido no sea el último de la temporada y ésta se alargue más con la disputa de la fase de ascenso. Y para la contienda ante los verdinegros, Paco García contará con la única baja de Juan García-Abril.

En plena inercia positiva, con cinco triunfos consecutivos, el UEMC Real Valladolid Baloncesto encara la penúltima jornada liguera ocupando la décima posición de la tabla (16-16), solamente dos puestos por detrás del rival, el conjunto cacereño. Con un balance de 18-14, los de Roberto Blanco están en puestos de promoción y también llegan a la cita tras dos victorias al hilo y cinco en sus últimos seis compromisos.

En los verdinegros, la responsabilidad de la dirección recae en el veterano Jorge Sanz y el puesto de base está complementado por el joven talento Mateo Díaz, cedido por el Leche Río Breogán de la ACB. En el perímetro, Devin Schmidt se erige como la principal amenaza, pero los extremeños también cuentan con nombres importantes como Jaume Lobo, Manu Rodríguez o Carlos Toledo. Romaric Belemene alterna entre el puesto de 'tres' y el de 'cuatro' y, ya en la pintura, Roberto Blanco cuenta con torres de entidad como Duje Dukan, Benoit Mbala, Julen Olaizola o el canterano Lassana Fofana, de tan solo 16 años.

En el encuentro de ida, allá por enero, el UEMC Real Valladolid Baloncesto cayó desfondado y en la orilla del Cáceres Patrimonio de la Humanidad (86-80). Los blanquivioleta tardaron en cogerle el pulso a un partido muy físico y exigente en el que se vieron 17 puntos abajo en el tercer periodo, pero que llegaron a remontar desde la defensa. A pesar de afrontar el último asalto empatados (63-63), los locales se mostraron más certeros y castigaron a un Pucela Basket agotado y errático en las posesiones críticas.

El encuentro será retransmitido por la aplicación de LaLigaSports.tv. Los árbitros del partido serán Bravo Loroño, García Crespo e Ibáñez García.

Las categorías inferiores, con protagonismo

Las categorías inferiores del Pucela Basket al completo serán presentadas en el Polideportivo Pisuerga durante el descanso del partido entre el UEMC Real Valladolid Baloncesto y el Cáceres Patrimonio de la Humanidad. De ese modo, el Clínica Sur-Aspasia RVB, los equipos autonómicos de la Cantera IVECO y los más pequeños, los miembros de la Escuela Lalo García Grupo Antón, desfilarán y posarán delante del público presente en el encuentro de este viernes a las 21.00 horas. Además, antes del inicio del encuentro, el Clínica Sur-Aspasia Real Valladolid Baloncesto, filial blanquivioleta, y la generación del 2004 que compone el IVECO Junior A RVB serán homenajeados.

El primero, el Clínica Sur-Aspasia RVB de David Enciso y Alejando Paniagua, logró el ascenso a Liga EBA el fin de semana pasando, obrando su segunda promoción en tan solo tres años de vida y regresando a la cuarta división del baloncesto español.

Por su parte, la generación del 2004 que compone el IVECO Junior A RVB termina su etapa de formación después de pasar por todas las categorías del Club blanquivioleta. Por si fuera poco, esta temporada el equipo de Jacinto Da Cuña obtuvo una valiosa medalla de plata en la liga autonómica y uno de los dos billetes que dan acceso al Campeonato de España. En la máxima competición de clubes nacional, el cuadro blanquivioleta, dirigido por Jacinto Da Cuña no logró clasificarse para los octavos de final, pero se despidió con dos valiosos triunfos para cerrar una gran temporada.