El último conato del urbanismo salvaje en Geria

R.G.R
-

La Diputación descarta cualquier posibilidad de llevar a cabo la urbanización de 800 viviendas y un centro comercial en Geria pese al visto bueno de la Comisión Territorial de Urbanismo

Vista panorámica de la localidad de Geria. - Foto: Jonathan Tajes

Cero posibilidades. Así de tajante se muestran desde la Diputación de Valladolid a la hora de medir la probabilidad que tiene el proyecto para la construcción de 840 viviendas y un centro comercial en Geria. «Desde la institución no se va a hacer nada», comentan. Pero el Ayuntamiento tiene ahora la sartén por el mango y no piensa dejar pasar la oportunidad de crecer después de que la Comisión Territorial de Urbanismo diera el visto bueno al proyecto. No piensa darse por vencido.    

El diseño llevaba casi 20 años en los tribunales y finalmente la justicia aprobó el proyecto y, aunque la institución provincial se echa para atrás tras promoverlo, el Ayuntamiento quiere aprovechar la ocasión. Evidentemente, no tiene la capacidad para llevar a cabo el proyecto tal y como está diseñado, pero sí para dividirlo en distintas fases e ir creciendo con el paso del tiempo. 

El alcalde, Antonio González, relata que no se va a hacer ningún centro comercial y que la Diputación ya le ha comunicado que no aportará fondos ni ideas para sacar adelante el proyecto, pero sí tiene pensando aprovechar la ocasión para ir urbanizando pequeñas parcelas y edificar nuevas viviendas para los vecinos que puedan estar interesados. 

El proyecto original, uno de los últimos conatos de eso urbanismo salvaje perteneciente al pasado, contemplaba una superficie urbanizada de 25.000 metros cuadrados, muy lejos de las pretensiones actuales del Ayuntamiento, que ahora pretende tener «diez y quince parcelas» para los jóvenes del pueblo. «Algunos se están marchando porque no disponen de suelo para hacerse una casa». 

Así, el alcalde pretende que sea este mismo año cuando empiecen las obras de urbanización de este suelo para que las parcelas puedan salir a la venta lo antes posible. «No queremos hacer ni mucho menos lo que estaba previsto, pero sí urbanizar la parte más cercana al pueblo para que haya espacio y los vecinos no tengan que irse».

Desde el Ayuntamiento no descartan continuar con la urbanización de este espacio si la venta de las parcelas no tiene «una buena respuesta» por parte de los com pradores. «Eso ya lo veremos con el tiempo, pero no es algo que descartamos», comentó el regidor. 

Así, esa propuesta de hace casi dos décadas para edificar 8.400 viviendas en este municipio situado a poco más de 20 kilómetros de la capital se quedará, al menos por el momento, en unos diez o quince chalés nuevos. «Espero que esté terminado antes de que acabe el mandato». 

El regidor recuerda que ha sido un camino «muy largo» para conseguir la aprobación del plan y ahora espera que el pueblo pueda crecer de forma moderada para evitar la fuga de vecinos.    

despropósito especulativo. Un planteamiento que no contemplan desde Ecologistas en Acción. Desde la organización entienden que la nueva urbanización carece del obligado abastecimiento autónomo de agua y de los preceptivos estudios de movilidad y de repercusión urbanística de la superficie comercial, así como de los informes de la consejería de Fomento y el Ayuntamiento de Valladolid.  

Ecologistas ha pedido a la Diputación, promotora del proyecto, y al Consistorio de Geria que desista de este proyecto ahora y en el futuro y concentre sus recursos en mejorar la vida de los habitantes de Geria. Además, para la organización esta urbanización supondría un uso desmedido de los vehículos a motor debido a su cercanía con la Autovía de Castilla (A-62), con los consiguientes problemas de contaminación. Por ello, solicitaron que se desestime llevarla a cabo.