Pilar Cernuda

CRÓNICA PERSONAL

Pilar Cernuda

Periodista y escritora. Analista política


La Ley es igual para todos

24/06/2021

Es recurrente en las declaraciones de los independentistas antes, durante y después del juicio, y también antes, durante y después de su paso por la cárcel: sufren persecución por sus ideas.

La prueba evidente de que mienten es que han salido de la cárcel reiterando que no callarán y siguen adelante con el camino marcado, camino que todo el mundo conoce y por el que fueron condenados por el Tribunal Supremo. Lo que debería tener muy en cuenta un presidente de gobierno que, para justificar lo que millones de españoles consideran injustificable, pone en duda la acción de la justicia. Lo que puede traducirse como que los indultados entraron en prisión como víctimas de una justicia vengativa y revanchista –por utilizar la terminología de Pedro Sánchez- y fueron salvados por un gobierno que se resistía a que en España hubiera presos políticos.

La justicia es igual para todos, aunque en los últimos tiempos hay razones en España para la preocupación: es igual para todos excepto para los independentistas catalanes, condenados por sedición y malversación de fondos públicos. Para ellos la aplicación de la justicia no ha sido igual, sino que ha intervenido en su favor la conveniencia política.

Se dirá que los gobiernos pueden aplicar legalmente el derecho de gracia, lo que es cierto, como se dirá que gobiernos anteriores han indultado a personajes destacados de la política como Barrionuevo y Vera –siempre se pone el mismo ejemplo-, lo que es verdad. Pero esos personajes políticos indultados no han reincidido, ni han amenazado con los males del infierno, ni han hecho declaraciones insistiendo en que mantendrán las mismas posiciones, consideradas delictivas.

En España han cumplido pena de prisión, o la cumplen todavía, el cuñado del Rey, y su hermana se ha sentado en el banquillo; han conocido la cárcel nada menos que un ex presidente de la CEOE, un ex vicepresidente económico del gobierno, y han sido imputados ministros, presidentes de gobiernos regionales, alcaldes, algunos de los empresarios y banqueros más influyentes –el último, el presidente de Iberdrola-, diputados y el ex senador Luis Bárcenas. Por no mencionar que, sin procedimiento judicial abierto y sin conocer el resultado de las investigaciones sobre la procedencia y la gestión de sus dineros, el Rey Juan Carlos ha sido enviado al exilio forzoso por el gobierno. Temporal, pero exilio.

Los únicos españoles que no son iguales ante la ley son los que han promovido la ruptura de España, han sido condenados por cometer delito, han organizado actos de violencia extrema y han huido al extranjero para escapar de la Justicia.

Pedro Sánchez ha indultado a los independentistas con el argumento de la paz social. Pues va a ser que no. El debate sobre los indultos ha tensionado como nunca la sociedad actual. Como nunca. Y eso que hace cinco o seis años que se vive una tensión insoportable… En Cataluña y en el resto de España.



Las más vistas