Una Liga con 18 equipos y 4 descensos

Manuel Belver
-

El Recoletas Atlético Valladolid ya trabaja sobre el parqué de Huerta del Rey preparando el inicio de la Asobal, el 2 de septiembre

Imagen del inicio de la pretemporada de los gladiadores azules. - Foto: Atlético Valladolid

La Liga Asobal contará la temporada 2020-2021 con dos equipos más, mantendrá su formato de todos contra todos y tendrá cuatro descensos, un par más que la última campaña. Todo tras el abrupto final de la pasada campaña, paralizada por la pandemia de la covid-19, y las duras y numerosas negociaciones entre Asobal y Federación para alcanzar un consenso sobre ese formato.
El Recoletas Atlético Valladolid ya trabaja sobre el parqué de Huerta del Rey preparando el comienzo de la Liga, previsto para el próximo 2 de septiembre. Lo hace con 16 jugadores y muchos canteranos, de edad juvenil, que ayudarán en los entrenamientos durante todo el año.
Los gladiadores azules estarán dirigidos de nuevo por David Pisonero, tras su aventura en Macedonia y su regreso el pasado enero. Junto a él estará Óscar Ollero, su relevo durante la primera vuelta de la pasada campaña. Ambos dirigirán a una plantilla de sobra conocida con una sola incorporación, la de Ander Ugarte, que llegó del Helvetia Anaitasuna para reforzar el puesto de pivote, vacío casi de efectivos tras las marchas de Robin Dourte y Claudio Ramos,
De esos 16 jugadores del primer equipo, 15 ya estaban la temporada pasada. A las bajas, además del francés y del cubano, hay que sumar la de Rubén Río.
El Recoletas seguirá contando con los mismos dos porteros: el madrileño Carlos Calle y el vallisoletano César Pérez, una pareja que se repartió los minutos la pasada temporada con gran efectividad bajo palos. 
En el puesto de central, el club vuelve a contar con la experiencia del veterano Diego Camino y la eficacia y solvencia del avilesino Adrián Fernández, con la ayuda también en defensa del vallisoletano Roberto Turrado.
En la primera línea repetirán como laterales el brasileño Arthur Patrianova y el vigués Víctor Rodríguez en el lado izquierdo, y los vallisoletanos Miguel Martínez y Roberto Pérez en el derecho.
Los puestos de extremos también serán los mismos que la pasada temporada. El madrileño Jorge Serrano y Manu García, de Aranda de Duero, en el extremo derecho y los vallisoletanos Dani Pérez y Miguel Camino en el extremo izquierdo.
Por último, en el puesto de pivote se repartirán los minutos los dos vallisoletanos renovados, Nico López y Álvaro Martínez, junto a la única incorporación del equipo, el guipuzcoano Ander Ugarte.
El portero asturiano Nicolás García, juvenil recién llegado del Gijón Jovellanos, compartirá trabajo con los profesionales bajo palos, al igual que Pablo Herrero (lateral izquierdo), Alejandro Pisonero (central), Diego Pérez (extremo izquierdo) y Matías Bergara (primera línea-lateral). Además, en la pretemporada, Pisonero cuenta con la presencia de un jugador juvenil del BM Viana, Sergio Casares (extremo derecho). En la órbita del primer equipo también estará el pivote Iván Arce, juvenil que compartirá algunos entrenamientos con la plantilla de Asobal.
La Liga comenzará el 2 de septiembre (ante Cangas) y concluirá el 29 de mayo (contra Ademar). Tendrá 18 clubes, tras los ascensos de Cisne y Aranda, y la decisión de que no hubiese descensos. Y finalmente será todos contra todos con cuatro descensos. El equipo de David Pisonero jugará ocho partidos en Huerta del Rey en la primera vuelta, y nueve en la segunda. 
Por su parte, la Copa del Rey cambiará de sistema y pasará a disputarse en un formato de fase final única con la presencia de ocho equipos, del 5 al 7 de marzo. En la fase final participarán además del último ganador, el equipo organizador, así como los seis primeros clasificados a la conclusión de la primera vuelta de la Liga Sacyr Asobal.