scorecardresearch

Blázquez reconoce su alegría por el nombramiento de Argüello

D.V.
-

"Enhorabuena a la Archidiócesis de Valladolid. Desde hace bastante tiempo esperábamos un nuevo Pastor", ha aseverado Blázquez, quien ha recordado su agradecimiento al Papa Benedicto XVI su nombramiento en 2010

Ricardo Blázquez mantiene una conversación con Luis Argüello.

El cardenal arzobispo de Valladolid, Ricardo Blázque, ha reconocido su "alegría" porque el Papa Francisco haya aceptado su renuncia y se haya acordado el nombramiento del actual obispo auxiliar, Luis Argüello, como su sustituto.

"Enhorabuena a la Archidiócesis de Valladolid. Desde hace bastante tiempo esperábamos un nuevo Pastor", ha aseverado Blázquez, quien ha recordado su agradecimiento al Papa Benedicto XVI su nombramiento en 2010 para ser arzobispo de Valladolid y como una vez cumplida la edad reglamentaria, los 75 años, presentó su renuncia por escrito a la Santa Sede.

Asimismo, el prelado vallisoletano rememora que la respuesta fue que continuara hasta que "se provea de otra manera" y como unos años más tarde por segunda vez le dijeron lo mismo aunque ya se aceptaba la renuncia "sin indicar ni aproximadamente una fecha".

En su carta, Ricardo Blázquez ha reconocido que hasta el final del tiempo decidido por el Papa ha presidido la Diócesis "cumpliendo" lo que se le exigía en el ejercicio ministerial pero hoy se "alegra" porque ha sido aceptada su renuncia y porque su sucesor será el obispo auxiliar.

Del obispo auxiliar, que será nombrado arzobispo el próximo 30 de julio, el prelado vallisoletano ha reconocido "el buen estar y hacer de don Luis en medio de las dificultades actuales" y cree que probablemente le ha ya ayudado su conocimiento de Derecho Civil "para moverse con mayor soltura y autoridad en el cargo de Secretario General".

"Me alegro de que pueda dedicarse en totalidad al ministerio episcopal en nuestra Diócesis. La sinodalidad en la Iglesia es también comunión de servicios, carismas y ministerios para la misión confiada por Jesucristo" ha escrito don Ricardo Blázquez, quien felicita a la Diócesis vallisoletana y a don Luis Argüello por su nombramiento

Y es que, según Ricardo Blázquez, la continuidad como Arzobispo de quien hasta ahora ha sido Obispo auxiliar "es un motivo añadido" a su vinculación con la Diócesis y los vallisoletanos.

"Quiero subrayar hoy que el Obispo diocesano y el Obispo auxiliar hemos trabajado compartiendo las tareas, los gozos y las inquietudes del ministerio episcopal, manteniendo cada uno la misión específica recibida. Lo fundamental es ser hermanos en el episcopado y la diversidad de responsabilidad en las tareas concretas a ambos edifica y a nadie debe humillar", ha manifestado Ricardo Blázquez, que se alegra de los años que han compartido con Luis Argüello.

"La fraternidad ministerial hace hermanos en el episcopado, no fomenta rivalidades ni confusiones, no es prepotente ni humilla. Reitero la felicitación expresada al principio. Enhorabuena a la Diócesis y enhorabuena a su nuevo Arzobispo", concluye su carta el prelado vallisoletano.