La misión más difícil

Agencias
-

El Barcelona se enfrenta esta noche al Bayern, el gran favorito de la 'Final a Ocho' de Lisboa

La misión más difícil - Foto: Manu Fernandez / POOL

Sobre el papel, el Bayern es el equipo más fuerte de los seis que quedan en la Champions. Pese a ello, el Barcelona buscará hoy romper las aspuestas en el Estadio Da Luz de Lisboa (21,00 horas) para ganarse el pase a las semifinales de la Liga de Campeones.
Los dos únicos campeones de Europa que han alcanzado esta ‘Final a Ocho’ se dan cita en el duelo más atractivo de esta antepenúltima ronda. Solo uno quedará en liza en busca de su sexta Copa de Europa, un trofeo del que han estado ambos alejados en los últimos años, el campeón de la Bundesliga en buena parte por culpa de los equipos españoles, sus verdugos en cinco de las últimas seis ediciones desde que levantase por última vez la ‘Orejona’ en 2013.
Menos tiempo hace que el conjunto catalán alza este trofeo, en 2015, precisamente una temporada en la que apeó al equipo bávaro en las semifinales, con aquel recordado regate de Messi a Boateng en la ida del Camp Nou, saldada con 3-0. Sin embargo, desde entonces, los blaugranas han estado ‘malditos’ en la competición, con ‘noches negras’ en Roma y Liverpool.
Además, al contrario que en años anteriores, el parón por el coronavirus ha provocado que el Barça llegue a Lisboa con muchas más presión, ya que no ha obtenido ningún título. 
El equipo de Setién solventó su partido de octavos ante el Nápoles sin una excesiva mejoría en su juego y con ciertas concesiones en la zona defensiva, algo que podría aprovechar el mejor ‘9’ del momento, un Lewandowski que entre Bundesliga y Champions ha sumado 47 goles.
El polaco, al que solo Immobile le ha arrebatado la Bota de Oro, está en un extraordinario estado de forma y es la punta de lanza de un equipo que siempre mira hacia la portería contraria, con peligro por los costados. 
Otro duelo es el de las porterías, donde estarán Manuel Neuer, en la alemana, y Ter Stegen, en la española. Los dos porteros que se han disputado los últimos años la portería de su selección, con cruce de declaraciones incluido, aunque Joachim Löw siempre se ha decantado por el meta del Bayern.
Asimismo, el preparador cántabro tiene la buena noticia de volver a contar con Busquets y Arturo Vidal, ambos ausentes por sanción ante el Nápoles, lo que le permite abrir el abanico de posibilidades para plantear el duelo ante un rival que también querrá el balón y que cuenta con mucho poderío físico, aunque ahí perderá a uno de sus mejores jugadores de la temporada como Kimmich, obligado a jugar de lateral por la lesión de Pavard.
De hecho, Setién podría sacrificar a un delantero para jugar con cuatro medios, metiendo a Ivan Rakitic y meter más fuerza en esa zona lo que, probablemente, le llevaría a sacrificar a Antoine Griezmann por lo que se vio en LaLiga Santander donde la confianza en el gol de Luis Suárez fue mayor. Lo que sí dejó claro es que será más vital que nunca ser protagonistas con el balón. El Barça confía en frenar la gran amenaza ofensiva del Bayern y el mayor potencial físico quitando el esférico a su rival. La otra duda puede residir en elegir entre Sergi Roberto o Semedo en el lateral derecho. Además, podría tener unos minutos Dembélé.
En lo que coinciden todos es que el cuadro culé debe firmar un partido sobresaliente para romper las apuestas y dejar fuera al Bayern, el único de los ocho que está en Lisboa que lo ha ganado todo hasta ahora en esta Champions y en todo lo que ha jugado en 2020, y que viene de hacerle un 7-1 al Chelsea.

 

El mejor revulsivo 

Al igual que el equipo catalán, el Bayern tuvo que cambiar de técnico iniciada la campaña, pero en su caso, la llegada del entonces desconocido Hansi Flick por Nico Kovac fue un auténtico revulsivo. Con el exjugador, los teutones solo han perdido dos encuentros, a finales de noviembre y principios de diciembre, y de los siguientes 27 oficiales, 26 triunfos y un empate.