Las cuentas municipales suman dos enmiendas de Cs

Ical
-
El Ayuntamiento aprueba un presupuesto de 341,5 millones

El presupuesto sale adelante con los votos del PSOE, Valladolid Toma la Palabra, Sí se Puede y el concejal no adscrito, Jesús Presencio, frente a la negativa de PP y Ciudadanos

El pleno del Ayuntamiento de Valladolid aprobó hoy el Presupuesto de 2019 con los votos a favor de PSOE, Toma la palabra, Sí se Puede y del concejal no adscrito Jesús Presencio, mientras que tanto el Grupo Popular como Ciudadanos se opusieron a unas cuentas que ascienden hasta los 341,4 millones de euros, un 1,3 por ciento más que en 2018.

Cs logró que se aprobaran dos de sus enmiendas por valor de 75.000 euros. Las enmiendas de la formación naranja aprobadas contemplan una partida de 45.000 euros destinada a ayudas al transporte de personas con dependencia o movilidad reducida, y otra de 30.000 euros para mejorar los accesos al estadio José Zorrilla.

El concejal de Hacienda, Antonio Gato, afirmó que se trata de unos presupuestos “para las personas”, aprobados en “tiempo y forma” y que cumplen con los objetivos de estabilidad marcados por el Gobierno, reglas fiscales que en el caso de poblaciones mayores de 100.000 habitantes sólo cumplen cuatro ciudades en toda España.

A su vez, destacó que se trata de cuentas sociales, con un incremento de más de ocho millones de euros de las partidas destinas a estas políticas desde el inicio de la legislatura y que recoge la mayor oferta de empleo pública de empleo de la historia del Consistorio, con 260 plazas.

Gato también recalcó el buen estado de las finanzas municipales, con una reducción de la deuda de 120 millones de euros desde 2010, cuando alcanzó los 220 millones, y la buena marcha de la economía. Así, explicó que Valladolid se ha situado por primera vez entre las diez ciudades españolas con menos paro, además de convertirse en la segunda capital con un mayor crecimiento del Producto Interior Bruto.

También resaltó el avance en presupuestos participativos, que este próximo año permitirá que los ciudadanos decidan sobre cinco millones de euros para diez zonas de la ciudad, otros 29 millones para políticas sociales y de empleo, mayor transparencia, la posibilidad de que cada vallisoletano pueda estimar su contribución a los ingresos y gastos y, sobre todo, la mejora del programa de ayuda a domicilio para reducir la lista de espera de 700 personas.

Críticas

Por su parte, el portavoz del Grupo Popular, José Antonio Martínez Bermejo, criticó que el presupuesto supone la consolidación de una subida de impuestos y aseguró que el “catastrazo”, el incremento del IBI en un diez por ciento aprobado en 2015 ha provocado que Valladolid se haya convertido en la ciudad con las plusvalías más cara de toda España.

Estas críticas fueron rechazadas por Gato, que aseguró que en León este impuesto “es el doble”, a la vez que insistió que Valladolid se sitúa en el grupo de ciudades con unas plusvalías más bajas.

Además, el concejal ‘popular’ aseguró que se trata de unas cuentas “más preocupadas por el gasto en propaganda” que por implantar medidas que impulsen el incremento de la población, y acusó a Óscar Puente de ser el alcalde “de la nada”, mientras que se refirió a la portavoz de Sí se Puede, Charo Chávez, como “la alcaldesa en la penumbra”.

Martínez Bermejo también aprovechó el debate para criticar que el proyecto de Presupuestos Generales del Estado no contemple ni un euro para la Ciudad de la Justicia, y recomendó a Puente que los ministros que visiten Valladolid, “además de bailar al son de la Orquesta Mondragón, también vengan con proyectos bajo el brazo”.

El portavoz popular también acusó al regidor de “esconderse” después de perder una subvención del Gobierno de 1,5 millones de euros para el transporte colectivo por presentar la solicitud fuera de plazo y ante los problemas de seguridad ciudadana que sufren los barrios de Delicias y Pajarillos, y de abandonar el proyecto del soterramiento “por unos túneles y pasarelas por las que nadie quiere pasar”.

En total, el Grupo Popular presentó una veintena de enmiendas por valor de unos 16 millones de euros, que fueron rechazadas.

"Falta de rumbo"

Por su parte, la concejal de Cs Pilar Vicente criticó se trata de unos presupuestos que solo buscan un rédito electoral y que vienen a demostrar que la “falta de rumbo y de proyecto de ciudad” del equipo de gobierno, donde existe una total descoordinación al actuar cada concejal por libre. Además, también aseguró que en las cuentas municipales se incluyen proyectos “vendibles pero que al final serán irreales”, y argumentó que en los últimos tres años los vallisoletanos se han sentido “engañados por no cumplirse lo que se dice” desde el ejecutivo municipal.

En este sentido, argumentó que la deuda municipal ha descendido en los últimos años debido a la baja ejecución presupuestaria y no a la “gestión responsable”, a la vez que reprochó la falta de participación del Consejo Social de la ciudad en la elaboración de las cuentas.

Vicente también afirmó que se trata del “peor presupuesto posible”, ya que no contempla medidas para atraer nuevas empresa a la ciudad, se “olvida” del empleo de los jóvenes y de la transparencia y reduce la inversión en educación y en ayudas para las personas discapacitadas.

Por su parte, desde Valladolid Toma la Palabra, su portavoz y concejala de Medio Ambiente, María Sánchez, subrayó que estos presupuestos y la política de acuerdos practicada en el Ayuntamiento a lo largo de toda la legislatura vienen a erradicar el “miedo de votar plural”.

Sánchez también acusó al portavoz del PP de “no ser honesto” y de intentar “tomar el pelo” a los vallisoletanos manteniendo la viabilidad del soterramiento, a pesar de que se trata de un proyecto que se puede financiar, y reprochó a los ‘populares’ que propongan ayudas a la natalidad en el Ayuntamiento, a la vez que las rechazan en la Diputación.

En su intervención, la portavoz de Toma la Palabra también sostuvo que los logros de este equipo de Gobierno son sociales y no las grandes obras, y que desde el Ayuntamiento se seguirá atendiendo los derechos y las necesidades de las personas humildes que viven en el barrio de Las Viudas, “aunque entre ellas se encuentre algún indeseable”.

“Más feministas”

Mientras tanto, la portavoz de Si se Puede, Charo Chávez, sostuvo que se trata de unas cuentas “más feministas, que luchan contra la violencia machista”, y valoró que son fruto del consenso de tres formaciones “que han dejado al margen sus egos para centrarse en el interés de las personas”. A su vez, resaltó la “mayor justicia fiscal” de unos presupuestos “más participativos”.

Por último, el concejal no adscrito Jesús Presencio, que apoyo las cuentas, reclamó al equipo de Gobierno un mayor diálogo con los grupos de la oposición, a la vez que reprochó la falta de un plan de modernización de la administración municipal.

El Ayuntamiento aprueba un presupuesto de 341,5 millones
El Ayuntamiento aprueba un presupuesto de 341,5 millones
El Ayuntamiento aprueba un presupuesto de 341,5 millones
El Ayuntamiento aprueba un presupuesto de 341,5 millones