scorecardresearch

Mañueco será investido como presidente el 25 o 28 de marzo

SPC
-

Carlos Pollán concluye la ronda de contactos con los grupos y proclama al popular como único candidato para dirigir el Gobierno autonómico al contar con los apoyos de PP y Vox tras su pacto

García-Gallardo (i) y Fernández Mañueco, durante la pasada sesión constitutiva de las Cortes autonómicas. - Foto: Ical

Alfonso Fernández Mañueco ya es oficialmente el único candidato para la sesión de investidura a la Presidencia de Castilla y León que se celebrará el día 25 o 28 de marzo, a la espera de cerrar la estructura del nuevo Gobierno. Un anuncio que realizó ayer el presidente de las Cortes,Carlos Pollán, y que se convierte en una mera formalidad institucional después de que hace una semana PP y Vox suscribieran un acuerdo de Gobierno en virtud del cual Fernández Mañueco volvería a ser presidente de la Junta gracias a los votos de los de SantiagoAbascal. Durante una breve comparecencia tras concluir la ronda de contactos con todos los grupos políticos, Pollán explicó que dio trasladó a Alfonso Fernández Mañueco de la propuesta oficial de su candidatura y avanzó que para el pleno de investidura se barajan dos fechas, el viernes 25 o el lunes 28 de marzo, si bien será la Mesa y Junta de Portavoces de principios de la próxima semana la que fije la fecha. «Se ha cumplido el trámite. Alfonso Fernández Mañueco tiene los apoyos necesarios», resumió el presidente de las Cortes, dado que PP y Vox suman 44 escaños, por encima de la mayoría absoluta.

Unas posturas que ayer ratificaron los portavoces parlamentarios de ambas formaciones, Raúl de la Hoz y Juan García-Gallardo –que abandonará el puesto cuando sea nombrado vicepresidente de la Junta– tras reunirse con Carlos Pollán. En el caso del popular, aseguró que están «deseosos de continuar el camino en compañía de Vox y ansiosos de representar de la mejor manera posible los deseos y anhelos de los ciudadanos», a través de la investidura de Fernández Mañueco. Por su parte, García-Gallardo recogió el guante lanzado por Espinosa de losMonteros esta semana y advirtió de que, tras el pacto de Gobierno con el PP, debe estar «muy preocupado» quien «vida de las subvenciones» y cuya labor no tenga un impacto social positivo.

Enfrente tendrá el voto en contra del resto de grupos –PSOE, UPL, Soria Ya, Unidas Podemos, Ciudadanos y Por Ávila– como explicaron sus representantes después de reunirse con el presidente de las Cortes. En cualquier caso, los 37 'noes' que suman juntos se quedan muy lejos de los 44 'síes' que tiene amarrados Fernández Mañueco. El secretario regional del PSOE y portavoz en las Cortes, Luis Tudanca, ratificó ayer el «no de forma clara y orgullosa» de los procuradores socialistas en la investidura de Alfonso Fernández Mañueco y a «su proyecto cómplice con la extrema derecha», al que acusó de arrastrar a Castilla y León «a postulados retrógrados, antidemocráticos y antisistemas».

Formación del gobierno

El popular se someterá así a su segunda investidura y formará también un segundo gobierno de coalición, en esta ocasión su socio es Vox, que se ha convertido en la tercera fuerza política en Castilla y León tras las elecciones del 13 de febrero. En estos momentos, los equipos negociadores de PP y Vox ultiman la estructura del futuro gobierno, que será presidido por Alfonso Fernández Mañueco (PP) y vicepresidido por Juan García-Gallardo (Vox), con siete consejerías para los 'populares' y tres para Vox.  El popular Raúl de la Hoz explicó ayer que el retraso en dar a conocer el reparto de las consejerías no se debe a diferencias entre los socios, que trabajan en «un ambiente cordial, amable y de mutua colaboración», sino a que «se adapte a las necesidades de Castilla y León». «Las conversaciones son constantes y fluidas, no hay diferencias», resumió el portavoz parlamentario de los populares.