scorecardresearch

La Plataforma por el Soterramiento se reúne con CEOE

D. V.
-

Ambas organizaciones coinciden en que este proyecto "puede impulsar la ciudad para las futuras generaciones en este siglo XXI"

Reunión de representantes de la Plataforma por el Soterramiento con la presidenta de CEOE Valladolid, Ángela de Miguel. - Foto: CEOE Valladolid

Los miembros de la Plataforma por el Soterramiento del Ferrocarril en Valladolid coincidieron hoy con Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE) de Valladolid en que el proyecto "puede impulsar la ciudad para las futuras generaciones en este siglo XXI", tal y como concluyeron tras reunirse con la presidenta de la patronal vallisoletana, Ángela de Miguel.

A su juicio, se podría hacer de Valladolid una "ciudad más integradora, sostenible y compacta; además de dar un impulso económico para desarrollar el comercio, la hostelería, la industria, el turismo y el urbanismo". La Plataforma aprovechó este encuentro para señalar que en el corto espacio de tiempo desde su creación ya han superado los 400 socios y que, en apenas cuatro días, ya han recogido más de 3.000 firmas, lo que les anima a seguir con esta iniciativa que, están seguros, "hará cambiar de opinión a los dirigentes municipales para que asuman la responsabilidad de liderar el proyecto del futuro de Valladolid".

La Plataforma explicó a la presidenta de la CEOE Valladolid que su objetivo prioritario es conseguir que el soterramiento sea una "prioridad" en Valladolid. Para ello, recordaron, es "fundamental" que todos los colectivos sociales colaboren para convencer a todas las administraciones que "deben recuperar el proyecto del convenio de 2003, para que Valladolid no se quede sin la obra de regeneración urbanística más importante para el futuro de la ciudad".

Igualmente, explicaron cómo el proyecto es "posible desde el punto de vista económico y técnico y que su realización depende de la voluntad política de los dirigentes municipales". Entienden, en este sentido, que este es un "momento propicio para la realización de este proyecto de regeneración urbanística que beneficiaría al conjunto de la ciudad, además de tener un profundo contenido social".

Por último, consideraron que el proyecto de integración urbanística actual "no resuelve los problemas de integración social ni urbanísticos que necesita la ciudad y mucho menos los barrios marginados al otro lado de las vías del tren".