scorecardresearch

Dos décadas sin saborear la Copa del Rey

A.G.M.
-

El Real Valladolid se cita con el histórico Arenas de Getxo en la segunda ronda de un torneo en el que no supera los octavos desde 2007, cuando se llevó por delante al Villarreal. En la historia blanquivioleta únicamente hay dos finales: 1950 y 1989

Celebración del único gol del Pucela en Villarreal, en los octavos de final de la Copa del Rey 2006/07. - Foto: J. Luque

No es la Copa del Rey el torneo que mejores recuerdos lleve a la memoria de la hinchada blanquivioleta. Salvo excepciones, como la de aquella mítica final de 1989 contra el Real Madrid y la de 1950 frente al Athletic, la realidad copera del Real Valladolid deja más sombras que luces. El panorama ha sido especialmente oscuro en las dos últimas décadas, cuando los sucesivos entrenadores que han ido pasando por el banquillo del José Zorrilla se han apuntado a la tesis de que la prioridad del club era la liga, dejando la Copa del Rey en un segundo plano que ha ido derivado en eliminaciones; alguna de ellas sonrojante. 

El Pucela superó el pasado fin de semana la primera ronda copera, venciendo a los gallegos amateur de la UDBarbadás, y ahora se cita en la segunda ronda con el histórico Arenas de Getxo, uno de los diez clubes fundadores de la Liga.

Pacheta apostó en el duelo de la primera ronda por un equipo con bastante pinta de titular, si bien el técnico jugaba con el comodín del calendario y el parón mundialista. El partido de Getxo será el primero oficial tras acabar Catar 2022, en día por determinar entre el 20 y el 22 de diciembre, y ahí se sabrá cuáles son las intenciones del entrenador blanquivioleta con esta Copa.

En la anterior, el Betis se llevó por delante al Pucela en el partido de dieciseisavos de final (tercera ronda) con un claro 0-3 en Zorrilla.

Y así le viene sucediendo al Real Valladolid durante las dos últimas décadas, acumulando tempraneras eliminaciones que desesperan a una hinchada ávida de alegrías, más allá de ascensos y permanencias. En la Copa 2020/21 fue el Levante en la ronda de octavos, que es también a donde se llegó en 2019 (cayendo frente el Getafe a doble partido), 2009 (Sporting), 2008 (Atlético de Madrid) y 2004 (Alavés). En todas las demás, ediciones ni siquiera se ha llegado a esa fase, cayendo hasta en ocho ocasiones en dieciseisavos y algunas, no muy lejanas, incluso antes: en la 2015/16, un Oviedo aún en Segunda B apeaba al Pucela en la misma segunda ronda que va a jugar ahora contra el Getxo.

Así, el Real Valladolid no saborea mínimamente la Copa desde aquel 2007 en que se eliminó al Villarreal a doble partido y se accedió a cuartos, ronda a la que se llegó también en 2005 tras apear al Real Madrid.

El Dépor de Sergio, último verdugo en cuartos

El club vallisoletano ha disputado únicamente dos eliminatorias de cuartos de final en los últimos veinte años de Copa del Rey. La más reciente es la de 2007, cuando, tras superar al Villarreal (a doble partido y con la vuelta en El Madrigal) en octavos, se midió al Deportivo de La Coruña en cuartos. Allí había un medio centro que una década después sería el entrenador de un gran ascenso en Zorrilla y también el de un frustrante descenso. Aquel duelo no tuvo gran historia, ya que los gallegos ganaron 4-1 en la ida en Riazor y no hubo opción a la remontada.

Dos años antes, el rival de cuartos fue el Athletic Club, después de superar a todo un Real Madrid en octavos de final. La eliminatoria fue disputada, con un 3-2 en San Mamés y un 0-1 en Zorrilla, pero sin opciones para los pucelanos.