scorecardresearch

Movistar enciende su tecnología 5G en Urueña y Traspinedo

D.V.
-

El porcentaje de cobertura poblacional de 5G por la compañía ronda ya el 80 por ciento en la provincia de Valladolid

Imagen de las murallas y el pueblo de Urueña. - Foto: Urueña

Movistar encendió la pasada semana su tecnología 5G en banda de 700 megahercios (MHz) en Urueña y esta semana lo hará en Traspinedo, ambas localidades vallisoletanas. La firma tecnológica tiene también cobertura 5G en esta frecuencia en Valladolid y en las localidades de Arroyo de la Encomienda, Corcos, Íscar, Laguna de Duero, Langayo, La Pedraja de Portillo, Peñafiel, Simancas, Valoria la Buena y Villanueva de Duero.

Además, dispone de 5G en otras frecuencias en poblaciones como Cabezón de Pisuerga, Cubillas de Santa Marta, Matapozuelos, Medina del Campo, San Miguel del Pino y Tudela de Duero, entre otras. El porcentaje de cobertura poblacional de 5G ronda ya el 80 por ciento en la provincia de Valladolid.

Movistar espera incrementar la cobertura 5G de la provincia en los próximos meses, con el objetivo de alcanzar el cien por cien de cobertura poblacional con ultra banda ancha fija (fibra) o móvil (5G) o con ambas tecnologías en 2025. Para ello sigue completando la cobertura 5G en España que llega ya a todas las capitales de provincia, grandes poblaciones y pequeñas localidades, impulsando así la digitalización de ciudadanos y empresas.

Telefónica España resultó adjudicataria de 1 bloque de 2×10 MHz por un importe total de 310,09 millones de euros, lo que ha permitido a la operadora consolidar su liderazgo en conectividad al unir el impulso de la cobertura 5G con su amplia red de fibra en España.

Penetración en interiores

La banda de 700 MHz, también llamada banda baja, facilita a Movistar dar cobertura extensa, penetración en interiores y universalizar algunas de las características de las comunicaciones 5G como es la baja latencia.

De este modo se convierte en el complemento perfecto para la banda de 3,5 GHz en la que también opera Movistar, idónea para servicios que precisan de muy alta velocidad de transmisión, aunque su alcance es menor y atraviesa peor los obstáculos, como las paredes de los edificios, algo que sí posibilita la señal en la banda de 700 MHz.

El espectro 5G se completa con las bandas milimétricas de 26 GHz, que está destinada a ofrecer las mayores velocidades y capacidades, aunque para espacios limitados o despliegues concretos de altas prestaciones. Es la tecnología de cobertura más reciente y no tiene todavía fecha de licitación en perspectiva.

El encendido del 700 MHz es paulatino y las operadoras tienen que comunicar a la Administración previamente las poblaciones donde se va a encender para que se compruebe que no hay interferencias.