Un edificio contra los virus

Ical
-

El edificio Lucía de la UVa, primero reconocido a nivel mundial como protegido de contagio de virus en espacios interiores

El edificio estrenó este martes la certificación. - Foto: Ical

GALERÍA

El Edificio LUCIA de la Universidad de Valladolid recibe certificado WHOSIE

El edifico Lucía de la Universidad de Valladolid estrenó hoy reconocimiento como el primer edificio del mundo protegido de contagio de virus en espacios interiores, un marchamo que se suma a los que este inmueble tiene ya elogiando su carácter sostenible. Así lo ha acreditado la Organización Mundial para la Seguridad y Salud en Espacios Interiores (Woshie), con quien la institución académica avanza en una patente para evitar el contagio de virus en puestos de trabajo y que está previsto que se registre en los próximos días. 

El director técnico para la Organización Mundial de Seguridad y Salud en Espacios Interiores, Rafael Díez, recordó que el mundo entero está inmerso en una pandemia que ha prov ocado enfermedad y muerte, aunque avances como el edificio Lucía de la UVA “invitan al optimismo”. Díez explicó que este reconocimiento no se ha conseguido “por cumplir procedimientos o documentos” sino por haber abordado las medidas de protección que requiere la certificación Woshie en cinco áreas de protección. 

En concreto se trata fundamentalmente de las zonas críticas, que albergan las entradas y los aseos; las distancias y recorridos, con el establecimiento de un sentido único de tránsito en los pasillos; el establecimiento de medidas de protección de las personas y normas de seguridad; el aire limpio, lo que ha llevado a cambiar consignas y el aire que entra en las estancias del edificio procede del exterior; o la limpieza y desinfección. 

De la misma forma, Díez recordó que resulta difícil poder hacer alusión a edificios libres de virus, por lo que apeló a la responsabilidad de las personas para que atiendan a las recomendaciones de las administraciones, lo que supone “un aspecto fundamental”. 

El rector de la Universidad de Valladolid, Antonio Largo, se felicitó por este reconocimiento y recordó el compromiso “con la sostenibilidad” y que hacen que los edificios que se incorporan a la universidad estén “a la vanguardia de lo que la sociedad exige”. Además, consideró que el momento de este nombramiento es “especialmente oportuno” al tiempo que recordó que desde la UVA se apuesta por la sostenibilidad y la protección contra los virus “para que la comunidad universitaria pueda trabajar con seguridad”. 

Especial atención hay en la celebración de las pruebas de la EBAU y el inicio del próximo curso, aspectos que están siendo “muy exigentes”. Largo confió en que las condiciones sanitarias de la pandemia en los próximos meses sean “benevolentes” de manera que se pueda mantener el “mayor grado de presenciabilidad posible” pero que esta sea “segura”, lo que constituye “el reto” que se pretende ofrecer a los estudiantes, algo en lo que garantizó que se está trabajando. 

Al acto también acudió el vicepresidente y portavoz de la Junta, Francisco Igea, quien elogió el trabajo desarrollado por la UVa y el resto de universidades de Castilla y León, que han sabido “reaccionar” y han trabajado “muy duro” para “sobrellevar y vencer” a la pandemia. “Este edificio es un ejemplo de la inteligencia de la Comunidad”, aseguró. 

Ante el futuro “incierto”, Igea estimó que la adaptación que ha puesto de relieve la Universidad de Valladolid tiene que ser “un símbolo” para estar preparados e intentar que, si vuelve a darse una situación similar, estamos “lo mejor preparados posible” y para ello se dispone de “los mejores”, sentenció.