scorecardresearch

Un estudio de la cerámica revela la evolución de los vacceos

D.V.
-

Carlos Sanz y José Carlos Coria, de la Universidad de Valladolid, han ahondado, a través de restos cerámicos, en la evolución de uno de los principales pueblos prerromanos y su asentamiento en Pintia

Asentamiento de Pintia. - Foto: Centro de Estudios Vacceos Federico Wattenberg

La cerámica, uno de los vestigios más abundantes y que más información revela en los yacimientos arqueológicos protohistóricos, es la protagonista de un estudio liderado por Carlos Sanz y José Carlos Coria, de la Universidad de Valladolid, que a través de estos restos cerámicos han ahondado en la evolución de uno de los principales pueblos prerromanos, los vacceos, y su asentamiento de Pintia.

Los investigadores han aplicado, por primera vez, técnicas arqueométricas a más de cuatrocientos vestigios cerámicos del asentamiento de Pintia y han revelado, entre otras cosas, el influjo que tuvo en estos utensilios de menaje la llegada de los romanos a la Península, ha informado la universidad de Valladolid este lunes en un comunicado.

En vista de este contexto, los profesores de la Universidad de Valladolid Carlos Sanz y José Carlos Coria consideraron que para conocer cómo era la situación en Pintia era necesario investigar más acerca de las piezas de cerámica que se encontraron en la ciudad vaccea y que, en consecuencia, permitirían determinar cómo evolucionaron los modos de vida de la población local tras la conquista romana.

La alfarería, junto a la agricultura, era una de las grandes actividades económicas del pueblo vacceo de Pintia. Prueba de ello es la existencia de un barrio específico para este trabajo denominado Carralaceña.

El estudio, publicado en la prestigiosa revista científica 'Journal of Archaeological Science: Reports', revela que la mayoría de las cerámicas de Pintia fueron cocidas entre los 800 y 950 grados y son muy pocas las que alcanzan los 1100 durante este periodo de la prehistoria o protohistoria, ya que eso significa un desarrollo tecnológico más avanzado, recoge Efe.

Sin embargo, con la llegada de los romanos, la asimilación se produjo de manera "muy progresiva", puesto que si hay algo que caracteriza a este pueblo es la "conservación de sus raíces", explican los investigadores.

Ante esa idea, Coria matiza que "ya bajo denominación romana, (los vacceos) preferían seguir usando su propia cerámica mucho más que las modas traídas por los romanos", aunque es cierto que supieron adaptarse e incluir las influencias que recibían.

En el interior de cada una de las tumbas de la necrópolis de Pintia, denominada Las Ruedas, se han encontrado diferentes producciones de cerámica. Con esos hallazgos se demuestra que estas elaboraciones estaban dotadas también de cierto valor simbólico y se plasma el papel que han tenido las personas en vida.

El pueblo vacceo es un grupo de la segunda Edad del Hierro asentado en el Valle Medio del Duero desde finales del V a.C. y fueron conquistados por los romanos en el siglo I a.C. La ciudad de Pintia recoge uno de los complejos vacceos más importantes y se sitúa en los municipios de Padilla de Duero y Pesquera de Duero, en la provincia de Valladolid