scorecardresearch

El núcleo duro de Pacheta

A.G.M.
-

Roberto, Roque, Olivas, Olaza y Weissman se han convertido en la extensión de un entrenador que ya ha usado a 22 de los 26 jugadores de la primera plantilla. Masip y los lesionados Carnero, Hervías y Kike son los únicos que no han gozado de minutos

Pacheta, dando instrucciones en el primer partido jugado en Zorrilla esta temporada, ante el Real Zaragoza. - Foto: realvalladolid.es

Pacheta ha necesitado apenas mes y medio de competición para armar su guardia pretoriana, un núcleo duro sobre el que cimentar el resto del equipo durante la complicada labor de reconstrucción de un vestuario que se pasó meses perdiendo partidos hasta acabar despidiéndose de la máxima categoría del fútbol español sin ofrecer apenas batalla. Y como si el técnico hubiera tirado del manual del fútbol de siempre para buscar esa resurrección que lleve al Real Valladolid a la pelea por el ascenso, ahora en Zorrilla todo pivota sobre cinco hombres: un portero, un centrocampista, un par de defensas y un delantero.

Roberto Jiménez, Roque Mesa, Kiko Olivas, Olaza y Shon Weissman son a estas alturas los cinco jugadores más usados en una plantilla en la que todos han tenido su oportunidad, excepto los lesionados Pablo Hervías, García Carnero y Kike Pérez, y el otrora portero titular y ahora suplente, Jordi Masip.

Porque han cambiado muchas cosas desde que el entrenador es Pacheta y una de ellas es acabar con esas polémicas rotaciones que implantó Sergio González en la portería durante su última y fatídica etapa. Ahora el titular es Roberto y el madrileño es el único que ha jugado todos los minutos hasta la fecha, haciendo, obviamente, pleno de titularidades.

El timón del equipo es del medio centro canario Roque Mesa. Los siete partidos que se han disputado le han tenido a él dentro de un once inicial en el que ha estado también siempre el defensa central Kiko Olivas. El ‘17’ acumula 557 minutos, a pesar de haber terminado únicamente dos de los siete encuentros, mientras que el ‘4’ está en 540 minutos, ya que fue sustituido solo en dos ocasiones, pero ambas en el descanso.

Otro defensa, en este caso el lateral izquierdo, está en ese núcleo duro con la vitola de ser uno de los jugadores con más calidad y peso en la plantilla blanquivioleta. El uruguayo Lucas Olaza solo cedió (a Nacho) la titularidad en la visita a Girona y en su ficha aparecen por ahora 539 minutos.

EL PICHICHI

El quinto de la guardia pretoriana de José Rojo Martín es el delantero israelí Shon Weissman, que está llamado a ser el pichichi del equipo y que ha jugado 479 minutos y solo ha salido del once cuando tuvo que ir convocado con la selección de su país, perdiéndose el primer duelo de septiembre, el de descalabro de Burgos. Pacheta le quitó una vez y en Lugo acabó expulsado.

Tras el ‘9’ del Pucela están Óscar Plano, Toni Villa y Luis Pérez, todos ellos con más de 400 minuto. Jugadores del agrado del técnico de Salas de los Infantes, pero que, por diversos motivos, no han acumulado tantos minutos  como los Roberto, Roque, Olivas, Olaza y Weissman. Plano era indiscutible hasta el cambio de sistema ante el Alcorcón, empezó jugando de interior en el 5-3-2 con el que arrancó el nuevo Pucela y luego llegó a acompañar a Weissman en la delantera, pero en el bagaje del ‘10’ a lo largo de sus 473 minutos sobre el campo no figuran ni goles ni asistencias, solo 11 disparos.

Toni Villa (449 minutos) era el otro interior de aquel 5-3-2 con el que quiso partir Pacheta. Al canterano sí le acompañan los números y ha sabido aprovechar sus seis titularidades para hacer un par de golitos.

Luis Pérez, por su parte, le ha ganado completamente la partida al otro lateral diestro de la plantilla, el suizo Saidy Yanko y si no tiene más que esos 419 minutos que hay en su ficha es simplemente porque se lesionó frente al Real Zaragoza en la segunda jornada y no pudo volver hasta la cuarta.

Por detrás de estos ocho jugadores con más tiempo sobre el césped aparecen los centrales Javi Sánchez (389 minutos) y Joaquín Fernández (331), el medio  (y goleador ante el Alcorcón)  Aguado (273), el defensa Queirós (270) y el también medio Rubén Alcaraz (224).

22 JUGADORES

Pero en la lista de Pacheta hay hueco para casi todos. Forzado por las lesiones o por los malos resultados, o quién sabe si por puro convencimiento, lo cierto es que el entrenador ha echado mano en algún momento de casi todos los disponibles, a excepción de Masip y los tres lesionados de larga duración del equipo. Así, Saidy Janko lleva jugados 196 minutos, por los 155 de San Emeterio, los 146 que ha disputado Cristo, los 140 de Anuar, los 136 minutos del delantero Sergio León y los 135 de Nacho.

Los únicos que no han acumulado ni 100 minutos (al cierre de esta edición) son el ecuatoriano Gonzalo Plata, el marroquí Jawad El Yamiq y Hugo Vallejo, lesionado tras únicamente 61 minutos con la blanquivioleta.

Pacheta ha dado minutos a 22 de los 26 jugadores que hay en plantilla, una cifra que se repite en casi la mitad de la Segunda División, ya que nueve de los 22 equipos de LaLiga Smartbank han utilizado a los mismos 22, mientras que hay siete que han utilizado incluso a más jugadores y solo cinco lo han hecho con menos.

Es el caso del Mirandés, Sporting de Gijón, Huesca, Ibiza y Ponferradina. Como Pacheta, han usado a 22 los entrenadores del Alcorcón, Burgos, Lugo, Tenerife, Real Oviedo, Girona, Cartagena, Real Zaragoza y Amorebieta. Los que más profundidad le han dado a su plantilla son los técnicos del Leganés y la Real Sociedad B, que ya han usado a 26 hombres, por los  24 del Málaga y Fuenlabrada y los 23 del Eibar, Las Palmas y Almería.

Cifras muy gruesas si se compara con otras ligas a la misma altura, pero con la diferencia de que ahora se permiten cinco cambios por partido y eso da mucho más margen de actuación a los entrenadores.