scorecardresearch
Pilar del Olmo

La voz del portavoz

Pilar del Olmo

Portavoz del Grupo Municipal Popular del Ayuntamiento de Valladolid


La mala gestión de Óscar Puente nos invade

04/03/2022

Año a año, la gestión del equipo de Gobierno municipal empeora. Y el problema es que esta pésima gestión repercute muy negativamente en los servicios que presta el Ayuntamiento.
Valladolid cada día está más sucia. Salvo los dirigentes municipales, nadie lo discute. Los jardines están peor cuidados y los parques, mal iluminados. Las malas hierbas invaden cualquier rincón de la ciudad. El mobiliario urbano no se repone o se repone tarde y, junto con la mayoría de las paredes, está inundado de grafitis. La ciudad cada vez es más insegura: los delitos crecen un 22 %, duplicando el porcentaje nacional de incremento. Los reventones forman parte de nuestra vida cotidiana. La incomodidad en la movilidad se ha convertido en una de las principales características de la ciudad.
Valladolid está abandonada. Por poner algunos ejemplos: obras que se eternizan en el tiempo, calles pintadas que todavía no conocemos cuál será su diseño final, pavimentos levantados en muchas calles y en todos los barrios, contenedores abarrotados por todas las esquinas...
Y, por si todo esto fuera poco, en Parquesol estamos viviendo la cuarta plaga desde 2017 de ratas en sus zonas verdes, sin olvidar que recientemente también han aparecido en la plaza del Ejército, en los parques próximos al cauce del Esgueva, en Puente Jardín y también en el Campo Grande.
Por desgracia, aquí no acaban los ejemplos de la mala gestión de Óscar Puente y su equipo. En la mayoría de las contrataciones que realiza el Ayuntamiento se alargan los plazos de ejecución de manera difícilmente explicable. Los ejemplos son innumerables: los toldos de la calle Santa María han necesitado cuatro expedientes de ampliación de plazo; el tiempo de ejecución de las obras para la ampliación de la Agencia de Innovación y Desarrollo Económico era de seis meses y necesitó dos meses y medio más; el centro de personas mayores y biblioteca de Parquesol deberían haber estado finalizados el 21 de febrero de 2022, pero se ha ampliado el plazo de ejecución seis meses más; hace tres años que comenzaron las obras del polideportivo Allúe Moler en Delicias y aún no han concluido…
Una muestra más de esta gestión errática es la compra de patrimonio sin un objetivo claro, como la adquisición hace cinco años de un local en el claustro del edificio de Las Francesas al que todavía no le han dado ningún uso, igual que ocurre con el convento de Santa Catalina comprado hace cuatro años o con el teatro Lope de Vega.
Y que no haya dudas de que nosotros siempre respetamos el trabajo de los empleados municipales, el problema es de quienes les dirigen, que muestran signos de apatía, cansancio, falta de ilusión, de ideas y de ganas de trabajar.