scorecardresearch

Piden 67 años para el monitor acusado de abusos sexuales

D.V.
-

La Fiscalía acusa al joven medinense de trece delitos de abuso sexual. Los presuntos tocamientos sobre los menores se produjeron en el verano de 2018 en el campamento 'El Trasto', situado en Hornillos de Eresma

Los hechos habrían ocurrido la última semana de junio en las instalaciones de El Trasto, en Hornillos de Eresma. - Foto: D.V.

La Fiscalía de Valladolid solicita penas que globalmente suman 67 años de cárcel para el monitor que fue detenido en el verano de 2018 como presunto autor de abusos sobre menores a los que tenía bajo su cargo en un campamento de Hornillos de Eresma.

El juicio por estos hechos se celebrará en la Sección Segunda de lo Penal de la Audiencia Provincial a partir del día 27 de septiembre y se prolongará, en principio, hasta el 4 de octubre, casi una semana en la que se confrontarán las posturas del Ministerio Fiscal, las tres acusaciones particulares personadas en la causa y las defensas, tanto del procesado como de la compañía aseguradora del campamento.

El monitor se enfrenta a una posible condena de 67 años de prisión como autor de trece delitos de abuso sexual, dos de ellos continuados, a razón de cinco años por cada uno de once delitos y seis por los dos últimos, junto con las preceptivas medidas de alejamiento de las víctimas y prohibición de ejercer cualquier actividad relacionada con menores durante diez y nueve años, respectivamente, así como libertad vigilada por espacio de siete años una vez cumpla la hipotética condena que pudiera recaer sobre él, según informaron a Europa Press fuentes jurídicas. Esa es al menos la petición formulada por la acusación pública, que, en concepto de indemnizaciones, solicita un total de 16.000 euros por los daños morales causados a las víctimas.

EN LIBERTAD PROVISIONAL

El encausado permaneció por espacio de nueve meses en prisión, hasta que que la Audiencia de Valladolid acordó su puesta en libertad al prosperar el recurso de apelación interpuesto por su abogado defensor. Aunque el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Medina del Campo, encargado de la investigación de los hechos, había rechazado el recurso de reforma contra el auto de prisión, el posterior de apelación ante la Sección Cuarta de lo Penal fue finalmente estimado, con lo que el investigado quedó el 20 de marzo de 2019 en libertad provisional con cargos.

En principio se llegó a barajar la veintena de afectados, si bien el número final ha quedado reducido a la mitad, y consistentes en todos los casos en tocamientos, al parecer, por encima del saco de dormir.

La detención del monitor, de unos 30 años y vecino de Medina del Campo, se produjo bajo la acusación de haber abusado de menores, con edades comprendidas entre los 8 y 12 años procedentes de Madrid y que se encontraban en el campamento 'El Trasto', de la empresa Campa y Ocio y Tiempo Libre.

La noticia provocó una honda consternación en esta pequeña localidad de no más de 200 habitantes y situada a 45 kilómetros de la capital.