scorecardresearch

Polémica: cinco penaltis en contra en nueve partidos

M.B
-

El Real Valladolid mira con recelo los arbitrajes en el arranque liguero, con varios 'penaltitos' en contra y sin ninguna pena máxima a favor. Málaga, Ponferradina, Girona y Burgos sumaron gracias a ellos

Roberto habla con el colegiado Moreno Aragón, que pitó penalti por una acción de Roque Mesa en Burgos. - Foto: Alberto Rodrigo

Lugo, Burgos, Girona, Ponferradina y Málaga. Esos son los cinco partidos en los que Roberto ha tenido que plantarse en lo que va de Liga bajo la línea de portería sin nadie por delante y con un rival a once metros. El Real Valladolid acumula cinco penaltis en contra por ninguno a favor en las nueve jornadas disputadas. Y en el equipo, e incluso en el club, se miran ya con recelo los arbitrajes en este arranque liguero. Sobre todo porque, salvo el último señalado, el de hace una semana en Zorrilla, los otros cuatro son cuanto menos discutibles... hasta el punto de que el técnico llegó a referirse a ellos como «penaltitos». 

Las polémicas decisiones comenzaron en Lugo, donde tras la discutida roja directa a Weissman, el colegiado de aquel encuentro, Sagués Oscoz, decidió pitar penalti, tras revisarlo en la pantalla, tras una mano de Roque, de espaldas. Roberto paró aquel 11 metros y dio alas a un equipo que acabó ganando.

La semana siguiente fue casi peor. El Burgos anotó el 1-0 en una acción de Roque Mesa sobre el local Juanma. Moreno Aragón, a dos metros de la acción, no la consideró punible, pero sí el VAR. Así que hizo ir a la pantalla al trencilla que cambió su decisión. El choque acabó con derrota blanquivioleta por 3-0.

Un par de jornadas más tarde, la dinámica negativa del Pucela se vio agravada en Girona con otro 'penaltito', en una entrada de Queirós sobre Valery, en el pico del área, con el atacante local dejándose caer tras un ligero contacto. El colegiado González Esteban no lo dudó y Stuani hizo el único gol del encuentro.

De nuevo un par de jornadas después, y como visitante, López Toca quiso ser protagonista en el empate en Ponferrada. Primero pitando un penalti por una mano de un jugador local en el área del Real Valladolid... que el VAR y, tras varios minutos y visionado en el vídeo, le rectificó; y luego expulsando a Queirós, con penalti incluido, tras agarrar a Yuri fuera del área, pero caerse luego dentro. La pena máxima significó el definitivo 2-2.

El último, el único claro y sin discusión para nadie, fue el de El Yamiq ante el Málaga y que supuso el momentáneo 0-1 para los andaluces.

En el otro lado de la balanza... de momento agua. Ni un solo penalti señalado a favor. Ni con VAR ni sin él. Y posibilidades ha habido. Como el claro pisotón sobre Sergio Léon la semana pasada; una entrada sobre Plano ante el Tenerife o una mano, mucho más clara que la de Roque Mesa, en ese mismo partido ante los chicharreros. Y no han sido las únicas.

Pacheta

El técnico volvió a hablar este viernes del mismo tema. "¿Qué pido con esto? Que acierten. Erramos todos, sí, pero pagamos esos errores. No vengo a protestar, ni es una excusa, hablo de cosas objetivas", señaló.