scorecardresearch

Unos 18.000 clientes pasan a la tarifa eléctrica libre

ICAL
-

Se trata de abonados de Iberdrola, Naturgy y Endesa en la Comunidad. El 63% de los usuarios de las tres grandes comercializadoras que operan en Castilla y León tiene pactado un precio con la empresa

Unos 18.000 clientes pasan a la tarifa eléctrica libre - Foto: RUEDA VILLAVERDE

Un total de 17.980 clientes de las principales comercializadoras como Iberdrola, Naturgy y Endesa en Castilla y León ha pasado de la tarifa regulada de electricidad al mercado libre en lo que va de año, aunque las compañías aseguran que este trasvase no ha estado relacionado, hasta ahora, con el aumento de la factura de la luz a partir de verano. Fuentes de estas empresas precisaron que la tendencia es que cada vez más consumidores optan por el mercado libre, en que ya están el 63 por ciento de sus clientes.  

Todo haría indicar que con unos precios de la electricidad en el mercado mayorista por encima de 200 euros el megavatio hora (con máximo de 250 euros), el trasvase de usuarios de la tarifa PVPC (Precio Voluntario para el Pequeño Consumidor) sería generalizado pero la realidad es otra y muchos clientes deciden continuar con la factura regulada. Un sistema que, desde el 1 de junio de 2021, está marcado por la nueva estructura de peajes y cargos de los términos de energía y de potencia de la factura de electricidad. En otras palabras, que el precio de la luz cambia hora a hora y día a día, según la relación entre oferta y demanda entre quienes producen la energía (compañía generadora) y quienes la venden al consumidor (comercializadora).

La alternativa a la tarifa regulada es el mercado libre, cuyo precio se fija por la propia empresa, al igual que ocurre en otros sectores como la telefonía. Es decir, el cliente que elige esta modalidad sabe el coste del kilovatio hora (KW) que consumirá, al estar fijado en el contrato. El mercado libre siempre ha estado a disposición de los consumidores pero, ahora, con la espiral alcista del precio de la energía, las compañías han lanzado ofertas para beneficiar a sus clientes o captar a los de otras empresas. Y es que el megavatio hora se ha duplicado desde el principio de verano y casi quintuplica el precio de hace un año, con jornadas que van de récord histórico en récord histórico.  

En el caso de Castilla y León, Iberdrola, Naturgy y Endesa son las tres grandes comercializadoras que copan el mercado de la electricidad y cuentan con la gran parte de los consumidores. También hay otras compañías como EDP, Repsol (tras la compra de Viesgo), Alterna y Podo, además de pequeñas comercializadoras de electricidad independientes.

Las tres principales compañías suman cerca de dos millones de clientes (entre particulares y empresas), de los que alrededor del 63 por ciento está en el mercado libre y el resto, con la tarifa regulada. Unos porcentajes que podrán variar si la luz se mantiene en máximos durante muchos meses y los consumidores deciden pasar a las tarifas que promocionan las comercializadoras, muy inferiores a los que se paga con un precio regulado.  

Las campañas de las grandes comercializadoras parten sobre un precio base de 58 euros el megavatio hora, un valor que dicen sería fijo y sin variaciones durante, al menos, dos años. Es el precio fijo que se pacta entre la comercializadora y el cliente, tras elegir un paquete energético, por lo que no están expuestos a los "vaivenes" del mercado mayorista -tal y como explican las empresas-, con subidas y bajadas. Además, casi todas las compañías permiten al usuario elegir las horas de día en las que quieren ahorrar más, que suelen ser en las que más se gasta.

Iberdrola es la compañía que acapara casi la mitad  de los clientes de las tres grandes en la Comunidad. No en vano, del cerca de dos millones que acumulan en la cartera de electricidad, casi 1,5 millones corresponden a la energética que preside el salmantino Ignacio Sánchez Galán. Debido a ese volumen, es la empresa que más acumula más trasvase de clientes de la tarifa regulada al mercado libre, con cerca de 15.500 entre enero y septiembre, hasta rondar el millón de usuarios con un precio pactado (el 66 por ciento del total). Es decir, un uno por ciento del total. "La tendencia que hemos visto en los últimos años es que la gente se va al mercado libre, por lo que no se ha visto un incremento del trasvase con la subida de las tarifas", significaron fuentes de Iberdrola a Ical.  

A continuación, aparece Naturgy, que tiene 347.000 clientes en electricidad, de los que 2.000 han efectuado el trasvase en lo que va de año, por lo que ya cuenta con un 39 por ciento de usuarios en el mercado libre. Supone el 0,6 por ciento. La tercera comercializadora con más usuarios es Endesa, con algo más de 133.000, de los que 480 han pasado de la tarifa regulada al mercado libre entre enero y octubre de 2021. En la actualidad, el 85 por ciento de la compañía está con planes personalizados y no depende de las variaciones del mercado mayorista.

Real decreto con contratos a largo plazo

El Consejo de Ministros aprobó el pasado martes un real decreto, con un paquete de medidas urgentes en materia de energía para la protección de los consumidores vulnerables y para introducir más transparencia en los mercados de energía. En este caso, se busca que las comercializadoras ofrezcan a las industrias contratos de suministros a largo plazo.

Es una oportunidad para que las eléctricas se libren de los recortes millonarios si demuestran que venden toda la electricidad que producen mediante contratos con precios estables y muy inferiores a los que récords que marca actualmente el mercado mayorista de la electricidad.

La exención de los recortes se aplicaría tanto a los contratos a largo plazo y con precios fijos previos a la anterior reforma (aprobada el 14 de septiembre pasado) y también a los acuerdos que se amplíen o prorroguen con precios fijos y con vigencia de al menos un año. Los contratos que tengan una parte fija y otra indexada a la evolución del mercado mayorista, el recorte se hará de manera proporcional sólo para esta última componente.