scorecardresearch

Arroyo y Tordesillas se blindan con cámaras contra los robos

A. G. Mozo
-

Los dos municipios prevén la instalación, en los próximos meses, de 54 cámaras de vigilancia del tráfico, un despliegue acelerado para aprovecharlo para luchar contra la delincuencia. En ambos casos, llegará junto a un aumento de los policías locales

Vista general de Arroyo de la Encomienda.

Las nuevas tecnologías se han convertido en un elemento clave para intentar atajar y resolver todo tipo de delitos, y, en ese contexto, las cámaras de videovigilancia irrumpen como una solución idónea en municipios compuestos por diversos núcleos urbanos; con muchos kilómetros por cubrir y pocos agentes a los que desplegar. Los dos primeros en decantarse por esta vía han sido los ayuntamientos de Arroyo de la Encomienda y Tordesillas, que ya tienen en marcha sendos proyectos para blindarse con la instalación de 54 cámaras. Equipos que, en un principio, se encargarán del mero control del tráfico, pero con los que se quiere aumentar la seguridad del perímetro y, así, poder identificar a todos los vehículos que entren y salgan.

Arroyo, la localidad con mayor crecimiento de Castilla y León, convertida ya en la tercera con más habitantes de la provincia –solo tras la capital vallisoletana y Laguna de Duero– está siendo especialmente golpeada por los ladrones durante los últimos años. Su gran extensión y sus múltiples enlaces tanto con la autovía A-62 como con la Ronda Exterior (VA-30) la han convertido en objetivo de diversas bandas de delincuentes que se dedican a la sustracción de coches, al robo con fuerza en negocios y a  los asaltos a viviendas. Los primeros suelen ser grupos locales como el de la banda del BMW, mientas que los últimos son organizaciones itinerantes que se van asentando por distintos puntos de la geografía nacional, golpeando en días consecutivos y escapando de la zona antes de ser detectados.

ROBOS EN CHALÉS

Así ocurrió en el arranque de este 2022 en uno de los núcleos urbanos de Arroyo, en la urbanización La Vega, donde los vecinos incluso se movilizaron a través de un grupo de Whatsapp para alertarse entre ellos de la presencia de coches sospechosos y tratar de disuadir a los hipotéticos ladrones. 

La delincuencia ha crecido en Arroyo casi un 40% a lo largo del último año. Unas estadísticas que están muy condicionadas por los bajísimos datos que dejó 2020 a cuenta del confinamiento, pero que, incluso así, son diez puntos más que en Laguna de Duero y casi el doble del incremento registrado en Medina del Campo, los otros dos municipios de rondan los 20.000 habitantes en la provincia. Es cierto que 291 de las 1.055 infracciones contabilizadas por el Ministerio del Interior en Arroyo son hurtos (fundamentalmente en el centro comercial Río Shopping, el mayor de Castilla y León) y que los robos de cualquier tipo no llegan ni al centenar, pero el Ayuntamiento ha decidido poner cartas en el asunto y además del aumento previsto en la plantilla de su Policía Local, que pasará en los próximos meses de 15 a 21 agentes, también se ha tomado la decisión de instalar 14 cámaras en todos los accesos a la localidad.

Control de la Usecic en uno de los accesos de Arroyo.Control de la Usecic en uno de los accesos de Arroyo. - Foto: Jonathan Tajes«Íbamos a instalar las cámaras de tráfico en el marco de un plan general de renovación de sistemas de iluminación, pero finalmente hemos decidido acelerarlo por la preocupación de los vecinos con la seguridad, tras los últimos robos», según explica el alcalde, Sarbelio Fernández, a El Día de Valladolid. «Los mayores problemas se han dado en La Vega y Sotoverde, con los robos que ha habido en casas unifamiliares, pero se van a poner por todo el municipio», detalla el regidor de IPAE(Independientes por Arroyo), que pretende tenerlo listo «en los próximos meses».

En el caso de Tordesillas, la cosa va algo más avanzada, ya que el proyecto de instalación de cámaras coincide con la inminente puesta en servicio de la nueva comisaría de Policía Local de la localidad, que al fin abandonará los bajos de la Casa Consistorial para estrenar una sede propia y que «ya estará dotada adecuadamente» en la avenida de Valladolid, en una de las entradas al municipio y cerca del cuartel de la Guardia Civil: «En las actuales dependencias de Policía Local no se dan las condiciones óptimas y, por ello, tenemos la firme apuesta de completar la actual relación de puestos de trabajo (RPT), que la ampliamos hasta 17», según señala el alcalde, Miguel Ángel Oliveira, que detalla que «ahora mismo hay ocho policías, que serán trece cuando llegue la próxima hornada de la Junta y se ampliará a esos 17 agentes a lo largo de los próximos meses».

Como en Arroyo, el centro de control de cámaras se ubicará en la comisaría de Policía Local. En el caso de Tordesillas constará de 40 'ojos' repartidos por «todos los edificios públicos y todos los accesos y salidas». «Tordesillas es un punto principal de travesía, con cruces de varias carreteras importantes y con núcleos urbanos externos, como El Montico. Habíamos sufrido robos, vimos los problemas que tuvimos para seguir el rastro de un hombre desaparecido porque no teníamos ninguna cámara y fue cuando ya tomamos la decisión de ampliar lo poco que tenemos actualmente», justifica Oliveira, que explica que «hasta ahora solo hay cámaras en el polígono industrial y en algunos edificios», pero que se extenderán a todos los accesos y a la estación de autobuses».

Plaza Mayor de Tordesillas.Plaza Mayor de Tordesillas.SOFTWARE

«Queremos utilizar las nuevas tecnologías para aumentar la seguridad de nuestro municipio. Solicitamos sendos informes a la Policía Local y a la Guardia Civil, y en ambos casos, nos remitieron respuestas favorables a la necesidad de la instalación de cámaras, que son de tráfico, es decir, que nuestro objetivo no es vigilar al ciudadano, sino el tráfico de vehículos, pero, de paso, que nos sirva también para incrementar la seguridad ciudadana», argumenta el alcalde 'popular'.

El Ayuntamiento tordesillasano cuenta con un presupuesto de 60.000 euros para la adquisición e instalación de las nuevas cámaras, así como para dotar al centro de control de la Policía Local de «un software que es capaz de filtrar por horarios, por color de coche...», una tecnología que «va a ser muy útil para consegurir más seguridad en el municipio».