scorecardresearch

Rock metal, scratch, electrónica y hardcore

M.B
-

Elías, Kike, Edu, Adrián, Alberto y Jay forman una banda que tiene un poco de Rage Against the Machine, Def Con Dos y Narco, aunque en el caso de estos vallisoletanos a dos voces

Brea Bastard. - Foto: Jonathan Tajes

Ruido del bueno, rock metal, rap, scratch, electrónica, samplers, hardcore... «Intentamos hacer todo eso, pero a todos nos supura el punk», señalan Elías, Kike, Edu, Adrián, Alberto y Jay, los seis componentes de Brea Bastard, un grupo vallisoletano con siete años de vida, un disco, tres singles y muchas canciones esperando a ver la luz. 

Sin buscar comparaciones, aseguran que tienen un poco de Rage Against the Machine, Def Con Dos y Narco, aunque en el caso de los vallisoletanos a dos voces.

La mayoría viene de ese punk o del rock, aunque también hay alguno del pop; y, aunque la formación nació en 2015, está siendo en el último año, tras una reestructuración de caras y nombres, cuando más fuerza le están dando al proyecto.

«Veníamos de otros grupos, como Tos Seka, Debakle, Descargando Bidones o Suenan Ke Atruenan. Brea es algo que dice mucho el cantante de Soziedad Alkoholika, por dar brea; y alguno comentó lo de brea bastardo, pero le dimos un toque en inglés», explican sobre el nombre, añadiendo que «el bastardo es el hijo no reconocido del rock».

En 2017 sacaron su primer disco, 'Anestesia', con once canciones; y desde un poco antes de la pandemia se han ido actualizando, con tres canciones en formato single con videoclip, y muchas más en cartera: «Nos hemos reestructurado. Alguno fuimos padres, el bajista se fue a Senegal, hemos incorporado caras nuevas...», explican.Pero nunca han dejado de estar encima de los escenarios y de ensayar en un local enAldea de San Miguel, donde reside uno de sus componentes, y donde el Ayuntamiento lleva años facilitando un lugar para la cultura, ahora compartido con Gruff.

Han tocado ya en Logroño, Madrid, Venta de Baños, en varias salas de Valladolid  –el último concierto fue en octubre junto a Desakato en la Feria y este fin de semana estarán en Villalar–; en mayo se subirán al escenario en Vallelado y Segovia; y en junio en Las Dagas. «En Valladolid es complicado porque parece que se apuesta más por otro tipo de música y hay pocas salas. En las fiestas de los pueblos es impensable y tenemos que tocar en conciertos autogestionados, a por nosotros o por centros sociales», señalan, recordando que en otra época llegaron a ensayar en una caseta de obras.  

«La crítica social y los antisistemas están mal vistos. La música se asocia más a fiesta y diversión; y nosotros damos mensajes, políticos, antisistema, antifascistas, feministas...», añaden sobre sus canciones, todas en castellano. 

El negro y el rojo son parte de sus colores; también el rollo americano chatarrero... tienen canciones para otro disco, aunque aseguran que seguirán, por ahora, sacando singles. «El primer disco fue de estudio,. Ahora tenemos canciones, que iremos lazando con nuestros medios, aunque nos ayudan colegas y también cascabel estudio», revelan con muchas ganas de seguir encima de los escenarios, dando brea, como se llaman.