Tiempo de renovación en el Pucela

M. Belver
-

El Real Valladolid, como en los últimos años, ha comenzado la ronda de ampliaciones de contrato con Toni y Anuar. Alcaraz y Waldo serán los próximos. La de Sergio continúa a falta de la firma

Rubén Alcaraz. - Foto: Efe

Es algo que empieza a ser habitual desde la llegada de Miguel Ángel Gómez al Real Valladolid. Una vez comenzada la temporada llegan las renovaciones. En 2017 fueron Anuar, Calero, Toni y Miguel de la Fuente entre noviembre y diciembre. El pasado año se adelantaron. En septiembre ampliaron sus contratos Óscar Plano y el técnico, Sergio González, para que luego, en noviembre, fuese Nacho. Y en éste se estaban haciendo esperar. Esta semana han llegado las dos primeras, de dos de la casa, Anuar y Toni.
«Queremos que los nuestros se sientan valorados», aseguraba el director deportivo del club vallisoletano, un Miguel Ángel Gómez que ponía en valor el hecho de que fuesen los dos canteranos los que ampliaban hasta 2023.
En la rueda de prensa en la que se escenificaba esas dos renovaciones, Gómez ponía otros dos nombres encima de la mesa: los de Rubén Alcaraz y Waldo. Ambos con contrato hasta 2022. «Estamos interesados en que Rubén (Alcaraz), que nos ha aportado mucho, se sienta valorado y él entienda que para nosotros es un pilar (...) Cumple en 2022, queda mucho tiempo, pero hay que trasmitirle nuestra confianza, aunque el club no tenga obligación de renovarle, pero para nosotros es un tío fundamental, estamos muy contentos y queremos que sienta esa confianza», se sinceraba el director deportivo que añadía sobre Waldo que «estoy pendiente y quiero que sienta la confianza del club».
Es decir, el Real Valladolid tiene encima de la mesa esas dos ampliaciones, que podrían ser las siguientes.
Si no se adelanta la del técnico, Sergio González, que tiene apalabrada la suya por un par de temporadas más, pero que sigue sin firmarse. «Todos somos muy positivos. Estamos en tres renglones, tal y como suena. Estamos intentado a ver si lo hacemos (...) El acuerdo es prácticamente total, solo queda la redacción de ese acuerdo», añadía Gómez sobre el entrenador. También habló de la suya propia, ya que su contrato expira en junio de 2020: «Es cierto que es muy importante para el proyecto que los jugadores y entrenador vayan por delante. Cuando se consigan, espero que empecemos a darle a ese tema... pero la estructura es suficientemente fuerte. Aquí estoy contento, feliz, mi familia también, pero la entidad tiene que hacer las cosas porque crea que lo tenga que hacer. Es algo que no me preocupa».
La de salisu, parada. Además de descartar las posibles llegadas de nombres como Vinícius (Real Madrid) y Gabriel (Flamengo), el director deportivo reconoció que al club le encantaría afrontar la continuidad de Salisu, pero «a día de hoy está todo parado». El central es uno de los jugadores del Pucela más codiciados en el mercado... y su cláusula es de 12 millones.