VTLP firma un Código Ético que limita sus salarios y cargos

Ical
-

Durante la pasada legislatura los cuatro representantes en el Consistorio donaron 200.000 euros a la Plataforma

La candidatura Valladolid Toma la Palabra se comprometió hoy a cumplir en su integridad el exigente Código Ético aprobado por la Asamblea de la plataforma meses antes de las elecciones. En el mismo se recogen aspectos como la limitación salarial o de número de cargos que se pueden acumular, además de la obligatoriedad de someter a consulta los acuerdos postelectorales y una serie de compromisos contra la corrupción, los privilegios y profesionalización de la política, según informaron a través de un comunicado.

De este modo, toda persona que ostente un cargo con dedicación exclusiva, “cobrará lo mismo que en su anterior dedicación”, con un límite mínimo de 2,75 Salarios Mínimos Interprofesionales y un límite máximo de cuatro. Así se garantizará un salario digno, acorde a la responsabilidad, pero que “no resulte excesivo”. El resto, se donará a la plataforma para su funcionamiento o para causas sociales. Entre 2015 y 2019, los cuatro concejales donaron 200.000 euros, los cuales permitieron sufragar la actual campaña “sin necesidad de acudir a créditos bancarios”, remarcaron en el escrito.

Con este Código Ético se pretende contribuir a reducir la “enorme brecha actual entre la sociedad y sus gobernantes”, a través de la que como expresaron, “surgieron iniciativas ciudadanas municipalistas en distintas ciudades”, que alcanzaron la alcaldía en lugares como Madrid, Barcelona, Zaragoza o A Coruña, y que por su parte, en Valladolid supuso la entrada al gobierno de Valladolid Toma la Palabra. La voluntad de esta formación es “servir como el acuerdo entre la ciudadanía y sus representantes”, que permitan seguir “reescribiendo colectivamente las reglas del juego en el ámbito municipal”, además de generar confianza y transparencia en la relación entre los cargos públicos, Plataforma y ciudadanía, mediante el establecimiento de los mecanismos de control y limitaciones necesarios para asegurarlo.
VTLP firma un Código Ético que limita sus salarios y cargosVTLP firma un Código Ético que limita sus salarios y cargos - Foto: @TomaLaPalabraVA
Del mismo modo, indicaron que tampoco se podrá acumular más de un cargo público “salvo aquellos que exijan la condición de concejal o concejala para ser desempeñados”, como es el caso de los miembros de la Diputación Provincial, o los representantes en fundaciones y sociedades municipales. No obstante, el compromiso de Toma la Palabra es que los escaños que se obtengan en la institución provincial “sean cubiertos por cargos electos del medio rural”.

También se regulará la obligatoriedad de “consultar a toda la ciudadanía inscrita en el censo de Valladolid Toma la Palabra”, con más de 1.700 personas, en caso de que tras las elecciones, “necesitará apoyo de otras fuerzas para gobernar o viceversa”, tal y como ya se hizo en 2015 para decidir la entrada en el gobierno municipal, apuntaron desde la formación.

Vídeo humorístico

Durante toda la campaña electoral, Valladolid Toma la Palabra destaca su “fiabilidad por mantener sus principios de apertura, participación y transparencia”, frente a otras formaciones que a su juicio, “parecen haberlos dejado aparcados una vez ha pasado cierta moda”. En esa misma línea, un vídeo humorístico hecho público hoy por la plataforma, destaca que “Manuel Saravia no cambia de chaqueta ni aunque lo intente”, en lo que aluden al “clásico look de americana y camisa que lleva siempre el candidato a la alcaldía”.

En el mismo vídeo, Saravia acude a una sastrería para intentar “modernizar” su aspecto pero, a pesar de los intentos de su supuesta asesora de imagen, que le ofrece indumentarias más atrevidas, el candidato siempre acaba saliendo del probador con su uniforme habitual. Con esta proyección se pretende hacer “un guiño autoparódico sobre el aspecto de Saravia”, pero también una alusión a su firmeza en los principios que defiende, que “no está reñida con una forma de hacer política amable y dialogante”, seña de identidad de Valladolid Toma la Palabra, como indicaron.