El sitio de su sosiego

A.G.M.
-

Los Diez Lugares de la presidenta de la Agrupación de la Abogacía Joven de Valladolid, Laura de Jesús Sen

El sitio de su sosiego - Foto: Jonathan Tajes

1.Plaza de Zorrilla. Su sitio favorito de la ciudad es el primero que ‘fotografió’ con su mirada, cuando, hace casi una década, dejó su Segovia natal para emprender la aventura de la Abogacía a orillas del Pisuerga: «Recuerdo con añoranza el día que fijé mi domicilio en Valladolid, hace ya nueve años, bajar del tren y recorrer la Acera de Recoletos hasta llegar a la plaza de Zorrilla con su fuente y, al fondo, el edificio de la Academia de Caballería. Me pareció una estampa preciosa que me dejó sin palabras. Ahora, cada vez que vengo del tren (medio de transporte que utilizo, mínimo, dos veces a la semana) y hago el mismo recorrido, al llegar a la plaza de Zorrilla tengo sensación de sosiego y me invade el sentimiento de haber llegado ‘a casa’». Laura de Jesús es una segoviana cada vez más ‘vallisoletanizada’.
2.Plaza de San Pablo. Es donde hace toda su vida, personal y profesional, su «barrio», como ella dice, en referencia a los juzgados y el Colegio de Abogados que es como su «segunda casa», ya que De Jesús Sen es la presidenta de la Agrupación de la Abogacía Joven. Explica que la fachada gótica de la iglesia de San Pablo es «una auténtica maravilla», así como «el conjunto de edificios que le acompañan: el Palacio del Pimentel y el Palacio Real»: «Me gusta pasear por el lateral de San Pablo y llegar hasta la plaza de Federico de Wattenberg, disfrutar de sus terrazas en verano y la programación lúdica y musical que se organizan en ella».
3.Iglesia de La Antigua. No muy lejos de allí, Laura de Jesús no se olvida de «uno de los principales y más reconocibles iconos de esta ciudad»: La Antigua. «Tengo que confesar que la primera vez que vi la iglesia pensé que era la catedral de Valladolid, y no la que tenía a mi espalda. Aparte de la gran belleza de La Antigua, me encanta el entorno que la rodea, junto con la catedral, y la variada oferta de restauración».
4.Plaza de la Universidad. No muy lejos de allí, recuerda sus visitas a la Facultad de Derecho, ya que, aunque estudió en el Campus de la UVa en su Segovia natal, dice que le «alegraba» cuando tenía que viajar a Valladolid para asistir a un seminario o curso, porque aquello «era sinónimo de poder disfrutar de su maravillosa facultad, con esa emblemática fachada y los leones que custodian su entrada, con su escalinata...».
5.Plaza Mayor. «Mi despacho profesional se encuentra a muy escasos metros de la Plaza Mayor, y cada día, al atravesarla, no puedo pasar por alto su espectacular planta rectangular y la belleza de la fachada de la Casa Consistorial», explica. «Pero lo que más me gusta es, sin lugar a dudas, la gran cantidad de oferta cultural que ofrece, pues no hay mes que no acoja una actividad, lo que da vida a la ciudad. También su variada oferta de restauración para poder disfrutar de algo tan típico de la ciudad como es su tapeo», añade.
6.Campo Grande. «Cuando de pequeña venía a pasar el día con mis padres y mis hermanos a Valladolid nunca podía faltar el ir al Campo Grande para ver a los pavos reales y a dar de comer a los patos», rememora De Jesús Sen. «Desde que estoy instalada en la ciudad, me gusta rememorar ese recuerdo y perderme por allí», confiesa.
7.Pasaje Gutiérrez. Laura es una de tantas personas que tiene al Pasaje Gutiérrez entre sus lugares preferidos de la ciudad. Recuerda que la primera vez que lo atravesó le invadió la sensación de «viajar a otra época y a otra ciudad europea», pues le recordó mucho al Mercado de Leadhenhall de Londres. «Si ya por la mañana es maravilloso, por la noche, con su iluminación y la vida nocturna que ofrecen sus bares, le convierten en algo único».
8.Las Moreras. «La primera vez que oí decir eso de ‘la playa de Valladolid, no podía más que poner cara de asombro y pensar que ¿cómo iba a tener playa Valladolid? Hasta que descubrí que, en efecto, Valladolid tenía playa, y si bien he de admitir que nunca me he bañado en ella, sí que me gusta salir a pasear y relajarme por el parque de Las Moreras».
9.Cines Casablanca. Laura dice que le «entusiasma que aún queden cines de los de toda la vida en el centro de la ciudad», y que no haga falta «acudir a un gran centro comercial para poder disfrutar de una película». «Además, me gusta que siempre en su cartelera ofrece la posibilidad de ver películas más alternativas y no tan comerciales».
10.Penicilino. «Desde luego, este es uno de los bares más singulares y emblemáticos, y creo que de los primeros que conocí tras instalarme en Valladolid». Explica que le gusta el hecho de que «tiene cabida cualquier tipo de persona» y que «la ausencia de música da la posibilidad de poder conversar». «Me apena enormemente su inminente cierre, aunque sea temporal, hasta la rehabilitación del edificio».