scorecardresearch

'Peonadas' y conciertos se ampliarán a pruebas diagnósticas

S. Calleja (Ical)
-

Alejandro Vázquez copiará tras el verano el modelo aplicado a la lista de espera quirúrgica: «O aumentas la producción, o no bajas, no hay fórmulas mágicas»

El consejero de Sanidad, Alejandro Vázquez, durante su intervención en ‘Los desayunos de Ical’. - Foto: M. Chacón (Ical)

La Gerencia Regional de Salud extenderá a la vuelta del verano el modelo de autoconcertación, conocido como peonadas, y los conciertos externos a las pruebas diagnósticas porque las demoras son inasumibles. De este modo, se copiará el modelo que ya se aplica en el plan de choque para rebajar la lista de espera en intervenciones quirúrgicas, porque «no hay fórmulas mágicas». «O aumentas la producción, o no consigues bajar», ejemplifica en 'Los desayunos de Ical' el consejero de Sanidad, Alejandro Vázquez. De momento, la fórmula sólo se aplicará en el caso de las pruebas diagnósticas, ya que en el caso de las consultas Sacyl está en la fase de mejorar los procesos internos para aprovechar el rendimiento de los centros, porque existen «ciertas holguras».

Vázquez reconoce que se enfrenta a las «peores» listas de espera que podría tener la Comunidad. «Todo es susceptible de empeorar, pero ya es difícil que pudieran empeorar mucho más. Me he encontrado con unas listas de espera muy malas, tanto a nivel quirúrgico, como consultas externas y pruebas diagnósticas. Y se ha implementado un plan de choque que ha empezado a tener ciertos resultados», con tres medidas que se trasladarán a las pruebas: mejorar la eficiencia en la jornada ordinaria, indispensable para utilizar las otras dos: la concertación interna y la externa. «No se  puede en este momento andar con exquisiteces, porque los pacientes tienen una demora inasumible», añade el responsable sanitario regional.

Volver a cifras de 2019. El plan de choque para reducir la lista de espera en intervenciones quirúrgicas, dotado con cinco millones de euros para este año, estará operativo hasta que los datos sean asumibles. «Siempre va a haber lista de espera, pero no es lo mismo 160 que unos 60 días» que era la situación de 2019, cuando Castilla y León estaba «bastante bien posicionada» en el conjunto de las comunidades autónomas.

El plan nace para reducir la demora media en 21 días en seis meses, de 139 días a los 118, es decir a finales de año. Se ha puesto en marcha «con ciertas condiciones que tienen que cumplir los servicios para seguir haciendo» la autoconcertación, de modo que no caiga la actividad en la jornada ordinaria. «Aquellos servicios que cumplan, no tengo ningún problema en que sigan, pero aquellos que no cumplan no van a seguir. Evaluaremos pronto cómo van los servicios y decidiremos», sentencia Vázquez.

Más de cuatro meses

Los últimos datos, correspondientes al segundo trimestre del año, arrojan? que la población de Castilla y León tiene que esperar más de cuatro meses para ser operado, en concreto, 129 días, diez menos que en el primer trimestre del año. El número total de pacientes en lista de espera quirúrgica se sitúa en 39.242, que son 3.332 menos que en el trimestre anterior, aunque son 1.923 más que hace un año. Mientras, la espera media de los pacientes pendientes de pruebas diagnósticas en las cuatro pruebas que se registran, queda de la siguiente manera: el TAC 51 días de demora media; la resonancia magnética 102; la ecografía 61 días; y las mamografías 43.

El número total de pacientes en la lista de espera de técnicas diagnósticas radiológicas se ha situado así: el TAC suma 7.688 pacientes en espera (de los que 1.875 son de lista de espera estructural y 5.813 son personas pendientes de asignación de cita para una primera técnica diagnóstica); la resonancia magnética, 14.334 pacientes (2.561 más 11.773); las ecografías 19.876 (6.503 más 13.373); y las mamografías pendientes suman 1.164 (367 más 797).

En cuanto a las consultas externas, la espera media se ha situado en 65 días, frente a los 69 del primer trimestre. El balance trimestral refleja un total de 242.614 citas pendientes, incluidos tanto los pacientes con cita asignada como pendientes de asignación (41.739).