scorecardresearch

Abandonan una furgoneta en el centro con 16 jabalíes muertos

D.V.
-

El vehículo tenía las puertas abiertas y llevaba días aparcado en la calle. La Guardia Civil imputa delitos contra los recursos naturales y el medio ambiente a los dos presuntos responsables, dueños de una empresa especializada en la carne de caza

Abandonan una furgoneta en el centro con 16 jabalíes muertos - Foto: Guardia Civil

La Guardia Civil de Valladolid investiga a dos vecinos de la capital, identificados por las iniciales J.A.B.T. y M.A.M., como autores de un delito contra los recursos naturales y el medio ambiente, "al haber generado un grave riesgo para la salud humana tras abandonar en una calle del centro una furgoneta con numerosos cadáveres de jabalíes en descomposición y bidones con víceras", según informan fuentes de la Comandancia de Valladolid.

Un ciudadano alertó  de la presencia de un furgón aparcado desde hacía varios días en una calle céntrica, en estado de abandono y con las puertas abiertas. La Policía Local de Valladolid comprobó el aviso y advirtió que del interior del vehículo "emanaba un olor repulsivo", motivo por el que realizaron la comprobación del contenido de la caja del vehículo y se encontraron con una pila de 16 jabalíes muertos, en estado de descomposición y tres bidones de plástico con vísceras.

Por este motivo se dio cuenta a los Servicios Veterinarios del Ayuntamiento de Valladolid, los cuales decidieron que el vehículo fue transportado mediante camión grúa municipal hasta una empresa autorizada, con objeto de proceder a la descarga de estos residuos, para su destrucción y posteriormente transportar la furgoneta al depósito municipal de vehículos.

Puesto los hechos en conocimiento de la Sección del Seprona de la Comandancia de Valladolid, se iniciaron las gestiones para la verificación de los hechos, localización de la personas responsables del vehículo, practicar las diligencias oportunas y recoger los efectos-prueba de la comisión de los hechos investigados.

La recogida, transporte, valorización, transformación, eliminación o el no ejercer el control y vigilancia adecuados sobre residuos, en este caso 'sandach' (subproductos de origen animal no destinados a consumo humano), podría suponer un riesgo grave para la salud de las personas y con más motivo si éstos no se encuentran en las condiciones establecidas para su conservación y transporte (refrigeración), según detallan las mismas fuentes, que apuntan que el riesgo que suponen los 'sandach' debe controlarse adecuadamente, bien canalizando esos productos hacia medios de eliminación seguros o utilizándolos para diversos fines, contando para ello con autorización y debiendo en todo momento ser tratados en condiciones concretas que reduzcan al mínimo los riesgos sanitarios.

"El dejar estacionado un vehículo en la vía pública, con la puerta de su caja abierta, durante días, permitiendo de esta manera la salida de vectores susceptibles de tener contacto con las personas (casco urbano de Valladolid), puede convertir estos subproductos en un grave problema de salud pública", asevera la Guardia Civil.

Las primeras diligencias han concluido con la investigación de dos personas, apoderadas de una empresa que se dedica a la recepción, elaboración y comercialización de carne de caza y productos micológicos, como supuestos autores de un delito contra los recursos naturales y el medio ambiente, por no someter a un adecuado control o vigilancia (abandono en vía pública) de residuos catalogados como 'Sandach', con grave riesgo para la salud humana.

PENAS DE HASTA DOS AÑOS DE CÁRCEL

Dicho delito podría llevar aparejada las penas de prisión de seis meses a dos años, multa de diez a catorce meses e inhabilitación especial para profesión u oficio por tiempo de uno a dos años, pudiendo agravarse éstas.

El equipo del Servicio de Protección de la Naturaleza de la Comandancia de la Guardia Civil de Valladolid, paralelamente ha tramitado las correspondientes denuncias a las diferentes administraciones implicadas en la materia. Las sanciones por este tipo de infracciones son las siguientes: multa desde 60.001 a 1.200.000 euros en el caso de la infracciones muy graves, en el caso de las graves de 3.001 a 60.000 euros, y en el caso de las leves de 600 a 3.000 euros.