Marcos y Antonio Grande salen a hombros en Valladolid

M. Illana
-

Tan solo el cuarto fue aplaudido con fuerza y se le pidió la vuelta al ruedo, los otros cinco fueron silenciados en su arrastre

GALERÍA

Novillada en la Plaza de Toros

La feria no ha podido tener mejor principio. Bueno es que así sea y que esa puerta grande se siga abriendo más tardes. Novillada inaugural en tarde poco agradable de temperatura con la plaza cubierta en algo más de un cuarto de su aforo. Primer paseíllo con la ilusión de triunfo en los tres jóvenes valores de la novillería actual, de los que vienen llamando con fuerza para llegar a esos lugares de privilegio que buscan y quieren todos los que de luces se visten.

Para empezar y antes de deshacerse el paseíllo la Asociación Musical Iscariense, banda titular de esta plaza desde hace muchas temporadas, interpretó con el público puesto en pie el Himno Nacional aplaudido con fuerza.

Vayamos con el festejo, novillada de lujo de la que no pueden presumir muchos abonos. Novillos salmantinos de Torrealba correctos de presentación y desigual juego. Tan solo el cuarto fue aplaudido con fuerza y se le pidió la vuelta al ruedo, los otros cinco fueron silenciados en su arrastre.

Novillada
Novillada - Foto: J.T.

Para Marcos fueron las primeras palmas de la tarde al veroniquear a su primer enemigo en una faena brindada al público. Sus principios fueron de rodillas en el tercio antes de gustarse toreando sobre ambas manos con tandas bien rematadas. Mató de pinchazo y entera y saludó desde el tercio. Larga de rodillas para recibir al cuarto al que saludó con ajustadas verónicas y chicuelinas. Principio de faena muy torero toreando sobre los dos pitones. Buen novillo y buen novillero con un final de faena muy toreo y templado. Mató de estocada y a sus manos las dos orejas.

Antonio Grande fue aplaudido en el saludo capotero. Faena brindada al público con muletazos de clase sobre las dos manos con final ajustándose por manoletinas. Soberbia la estocada y justa la oreja. Buen principio en la faena a su segundo, meritoria de verdad hasta hacerse con la embestida toreando sobre las dos manos. Faena de mérito rematada de estocada casi entera. Merecida la oreja que entre aplausos recibió.

Mala suerte la de Fernando Plaza con el lote que le toco. Su primera faena brindada al público la comenzó por alto y a pies juntos. Sus ganas y clase estuvieron por arriba del novillo al que mató de cuatro pinchazos y descabello siendo silenciada su labor. Lo esperaba todo del último en el que no pudo lucirse con el capote. Lo intentó con las dos manos siempre bien colocado pero el de Torrealba, que nunca se entregó, con sus formas no hacía posible que su buen toreo apareciese. Mató de pinchazo, entera y descabello siendo silenciada su labor.

Hasta aquí la primera del abono. Como dicho queda esperamos más y mejor en lo que de feria queda.